Maggi asistió a una reunión por las facturas del servicio de agua.

La posibilidad de revisar si la facturación es correcta, y eventualmente solicitar la Tarifa de Interés Social (TIS), son las alternativas que en principio ofrece la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) para quienes consideren que el aumento del servicio de agua y cloacas es excesivo.
Las líneas de acción fueron marcadas por el Organo de Control de Aguas de la provincia de Buenos Aires (OCABA), en una reunión que el miércoles mantuvo Maurigio Maggi, de la OMIC.

El funcionario habló con Radio del Centro, FM 91.9, y se refirió a las conversaciones mantenidas en La Plata.

Comentó que hasta ahora el OCABA no estaba recibiendo los reclamos de las OMIC y de los usuarios, alegando que era una decisión fundadas en un decreto provincial, que autorizaba a ABSA a cambiar la base imponible, determinación que provocó el aumento de las facturas.

Expresó que a raíz de ello “planteamos que las OMIC son una herramienta, pero en las empresas que tiene un ente regulador, en primera instancia, son éstos los que deben dar respuesta a los usuarios”.

Maggi dijo que el OCABA aceptó recibir el reclamo que se canalice a través de las OMIC.

A partir de ello “van a evaluar si está bien cobrado. Es decir si la base imponible es correcta”, dijo Maggi, y agregó que han detectado muchas facturas en las que hay diferencia entre la valuación de Rentas y la que toma ABSA para facturar -obviamente siempre mayor, para cobrar más-.

“Al cambiar de rango, calculan mayor consumo y aumentan la facturación”, explicó el funcionario.

Dijo que también han detectado gente a la que cobran el servicio de cloacas, cuando no pasa por la casa. “No sólo no lo usan, ni siquiera se podrían conectar”, señaló.

Por otra parte le informaron que ABSA va a aumentar el rango de la tarifa de interés social (TIS). Recordó que “se otorga a jubilados o personas que reúnen ciertos requisitos económicos. Hasta ahora era para quienes ganaban menos de 450 pesos por mes, por lo que ya era obsoleta, considerando que cualquier jubilado no gana menos de 700 pesos. Eran muy pocos los jubilados que accedían”.

Ante esta realidad aumentaron el piso para la TIS, que en realidad deja de tener un monto fijo, y se va a considerar caso por caso. “No va a ser sólo para jubilados, y se analizará caso por caso”.

“Quienes acrediten que los ingresos que tienen les impide pagar el costo del agua, deben dirigirse a ABSA para plantear su caso, y si corroboran la situación expuesta, otorgarán descuento del 20 al 50 por ciento”, manifestó.

Recordó que es un tema que preocupa al intendente, que está haciendo gestiones en otros niveles para buscar respuesta al planteo formulado por numerosos vecinos.

Comentá la nota