Mafia de los remedios: echaron a un funcionario bonaerense

Mafia de los remedios: echaron a un funcionario bonaerense
Se trata de Alberto Costa, encargado del control de las droguerías en la Provincia. Fue luego de que el juez Oyarbide revelara que aparece en "diálogos muy complicados" con Néstor Lorenzo, sospechoso de adulterar medicamentos.
El ministro de Salud de la provincia, Claudio Zin, echó ayer al subsecretario de Control Sanitario, Alberto Costa, involucrado en una causa donde se investiga la venta de medicamentos gratuitos provistos por el estado y el robo y adulteración de remedios.

La decisión fue adoptada después de la revelación del juez federal Norberto Oyarbide sobre escuchas telefónicas, donde "Beto" Costa aparece "en diálogos muy complicados" con el empresario farmacéutico Néstor Osvaldo Lorenzo, imputado por su presunta conexión con la mafia de medicamentos.

Si bien los intervenciones telefónicas que la SIDE grabó durante casi un año están bajo secreto de sumario, una fuente judicial dijo que en la charla se aludiría a una negociación vinculada con el supuesto pago de un soborno. Costa aceptó que habló con Lorenzo pero dijo sobre "cuestiones personales".

Aunque Zin asegura que hace una semana ya estaba decidido el alejamiento del funcionario -por cuestiones de "gestión"-, la declaración de Oyarbide precipitó la salida. Daniel Scioli se enteró del episodio en Junín durante un encuentro con intendentes de la Coalición Cívica. Antes que el escándalo rebotara en la Gobernación, instruyó para la resolución "rápida" de la dimisión de Costa.

Al mediodía, Zin también agotaba esfuerzos para aclarar que el ministerio no tenía "vínculo comercial con la empresa San Javier", de Lorenzo. La sospecha está en los recovecos administrativos de la Dirección de Fiscalización Sanitaria, dependiente de la subsecretaría, que habilita y fiscaliza a los laboratorios, entre ellos los de Lorenzo.

Según Oyarbide, "la prueba está centrada en importantes escuchas telefónicas, altamente reveladoras, que dan cuenta de conexión de importantes figuras dedicadas abiertamente a la comercialización y adulteración de medicamentos oncológicos y para HIV". Oyarbide explicó, además, que en el allanamiento en la casa de Lorenzo encontró "una serie de facturas que tienen que ver con posibles aportes a la campaña presidencial" de Cristina Kirchner, en 2007 (Ver página 4).

Lorenzo y el subsecretario despedido comenzaron a tener contacto regular hace años, cuando Lorenzo era gerenciador del Centro Oncológico de Excelencia (COE) de Gonnet, en la Plata. Desde 2005 Costa estaba al frente de la subsecretaría. Fue nombrado en la gestión de Ismael Passaglia, continuó con Claudio Mate, y en la administración Zin.

-¿Por qué echó al subsecretario Costa?, preguntó Clarín a Zin.

-La semana pasada le había anticipado la necesidad de la renuncia por cuestiones de gestión. Tenía algunos programas estancados".

-¿Entonces su salida fue por cuestiones administrativas?

-"No. La declaración del juez terminó acelerando los tiempos.

-¿Scioli aprobó el pedido de renuncia?.

-Yo comuniqué la decisión al jefe de Gabinete, Alberto Pérez, quien impuso del tema al gobernador. La determinación fue apoyada y también el nombre de la remplazante (Silvia Caballero).

-¿En ningún momento tuvieron evidencias de la vinculación de Costas con la investigación del juez Oyarbide?

-Todo esto me sorprendió, aunque debo aclarar que hace unos días Graciela Ocaña me había advertido de las escuchas donde se involucraba al subsecretario. Ella conoce muy bien los manejos de medicamentos.

-¿Entonces cuál era la relación de Costas con Lorenzo?

-Hablé con Costa y me dijo que sí había tenido conversaciones con Lorenzo, pero que fueron de índole completamente personal.

Comentá la nota