Mafia de los remedios: se demoran las definiciones sobre los detenidos

El juez Oyarbide debe decidir si procesa a Zanola y a los otros acusados.
Mientras la Cámara Federal analiza si libera o mantiene presos a los imputados en la causa contra la llamada "mafia de los medicamentos", el juez federal Norberto Oyarbide debe definir si procesa o no a los acusados. El problema es que la simultaneidad de ambas cuestiones parece demorar las definiciones.

Fuentes vinculadas a las defensas de los acusados señalaron que al juez ya se le vencieron los plazos para resolver si procesa al grupo de detenidos encabezado por el titular del sindicato de trabajadores bancarios, Juan José Zanola, y el empresario Néstor Lorenzo. No es extraño, ya que eso pasó con otros acusados que tiene la causa, según recordaron otros abogados.

Fuentes judiciales estimaron que la resolución del juez podría estirarse aún más tiempo, ya que desde la sala II de la Cámara Federal le pidieron los expedientes principales de este tema y en el juzgado no resolverían sin estos papeles. De acuerdo con fuentes de los tribunales federales, el magistrado había aducido que necesitaba esos expedientes para resolver si procesa a los acusados, y por ello se demoró en remitirlos a la Cámara.

Oyarbide tiene cuatro causas en las que se investiga desde la adulteración de remedios hasta el fraguado de supuestos tratamientos complejos por los que las obras sociales cobran cuantiosos reintegros.

Ayer Clarín reveló posibles nexos entre esta causa y la del doble crimen del año pasado en el shopping Unicenter, cuando un sicario mató a dos ex paramilitares colombianos. La vinculación surgiría a través de una escucha telefónica en la que se haría referencia al empresario Martín Magallanes, aportante de la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner y con relaciones comerciales con el detenido Lorenzo.

Además de Zanola y Lorenzo se encuentran presos la pareja del primero, Paula Aballay, el ex subsecretario de Control Sanitario bonaerense, Alberto Costa, y Solange Bellone, la viuda de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen del año pasado en General Rodríguez, entre otros acusados.

Esta causa también tiene puntos de contacto con la mafia de los medicamentos, ya que el juez Oyarbide tendría acreditado que distintos remedios con algún tipo de adulteración pasaron por empresas vinculadas a Forza y Lorenzo.

Oyarbide había denegado la excarcelación de los imputados bajo el argumento de que pueden llegar a entorpecer la investigación estando en libertad. Este tema es el punto central de análisis en la Cámara Federal, que resolverá en los próximos días y muy probablemente antes de fin de año. Al calendario judicial de este año le quedan apenas seis días hábiles.

Oyarbide imputó a los detenidos -son alrededor de una decena- el delito de asociación ilícita, aunque la mayoría de los cargos puntuales que se les hacen tienen que ver con maniobras atribuibles a Zanola y Lorenzo pero no a todos los involucrados, según evaluaron fuentes de las defensas de los imputados.

Comentá la nota