Mafia de los medicamentos: hay otras obras sociales sospechadas

Mafia de los medicamentos: hay otras obras sociales sospechadas
Además de La Bancaria, al menos otras seis prestadoras de salud compraban medicamentos a la droguería San Javier. Son la Obra Social de los Trabajadores de Prensa de Buenos Aires, la de Personal del Turf, la de Lotería y Afines de la República Argentina, la de Gráficos, la del Personal Municipal de Avellaneda, y la de Aeronavegantes

Tras la intervención de la obra social de los empleados bancarios, los investigadores que siguen los pasos de la "mafia de los medicamentos" pusieron la lupa sobre al menos otras seis prestadoras de salud gremiales que tuvieron o tienen trato con la droguería San Javier.

Así lo reveló ayer el superintendente de Salud, Ricardo Belaggio, poco antes de que se confirmara que el titular de la droguería involucrada, Néstor Lorenzo, declarará hoy ante la Justicia en la causa en la que se investiga el triple crimen de General Rodríguez, vinculado con el tráfico de efedrina.

En declaraciones radiales, Belaggio aseguró que "es cierto lo que había dicho" la ex ministra de Salud nacional Graciela Ocaña acerca de que otras prestadoras de salud gremiales también compraban medicamentos a la droguería San Javier, junto con La Bancaria.

"Son muy pocas, creo que son siete", agregó el funcionario, quien estimó en "como mínimo 20.000" el número de pacientes perjudicados por tratamientos realizados con medicamentos "truchos", sobre "14 millones de personas en el sistema".

Los negocios de la droguería de Lorenzo con las obras sociales sindicales no se limitarían a La Bancaria, que acaba de ser intervenida por orden del Gobierno nacional, sino a otras prestadoras gremiales, entre las que se encontrarían la Obra Social de los Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Ostpba), Obra Social de Personal del Turf (Ospat), Obra Social de Lotería y Afines de la República Argentina (Aleara), Obra Social del Personal Grafico (Gráficos), Obra Social del Personal Municipal de Avellaneda, y la Obra Social de Aeronavegantes (AAA).

Además, en el Ministerio de Salud los registros muestran que entre 2005 y 2008 comercializaron con las droguerías que están siendo investigadas la Obra Social del Personal de la Empresa Nacional de Correos (Ospec), la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc), la Obra Social de personal de Maestranza y la Obra Social de la Ciudad de Buenos Aires (Obsba).

Ante esto, la superintendencia de Salud dispuso una auditoria sobre 300 obras sociales que están bajo su control. "Se emitió una circular a las 300 obras sociales que controla el organismo para que informe si compraron medicamentos en alguna de las droguerías que aparecen bajo sospecha", explicaron.

Mientras tanto, la intervención de La Bancaria fue asumida este martes por Pedro Ferrara, quien tendrá la misión de "elaborar un diagnóstico de la obra social, las prestaciones, su relación con los proveedores, droguerías y laboratorios y los contratos financieros".

A su vez, el superintendente Belaggio calificó de "dramática" la situación de los enfermos que se atendieron en el Policlínico Bancario, ya que "todos los días llaman" para preguntar sobre su situación y para consultar si los medicamentos que recibieron habían sido adulterados, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota