"Mafia de las 4x4": los jueces sanjuaninos dicen que sus pares mendocinos mienten

Desde el Quinto Juzgado de Instrucción salieron a contradecir los dichos del ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, y la fiscal especial Claudia Ríos, quienes se quejaron de la falta de intercambio de información en los avances de la investigación. El diario de Cuyo publicó la desmentida de los investigadores de la provincia vecina.
Las quejas de funcionarios del gobierno y la justicia mendocina por la supuesta falta de colaboración e información sobre la "mafia de las 4x4", provocaron gran disgusto en el ámbito policial y judicial de San Juan. Desde el gobierno directamente no hablaron del caso. Pero en el Quinto Juzgado de Instrucción, donde la investigación cuajó en 17 personas implicadas, 25 camionetas secuestradas (la mayoría robadas), al menos 11 motores y un gran número de autopartes, trataron abiertamente de "mentirosos" a los mendocinos.

¿Qué dijeron en Mendoza? El ministro de Seguridad mendocino, Carlos Ciurca, molestó a más de uno en la policía local cuando precisó que la máquina retroexcavadora robada en Mendoza y hallada en Ullum (la punta del ovillo de la megacausa de las 4x4), había pasado por el control policial de San Carlos, San Juan, sin que, al parecer, se chequera su estado de legalidad.

Pero también se quejó de los investigadores judiciales: "en la policía me dijeron que acudiéramos a la jueza (María Inés) Rosselot a cargo de la causa, pero a la comisión que envió la doctora Ríos (Claudia, fiscal) la tuvieron dos días esperando y finalmente no le dieron ni una sola hoja de copia". La propia fiscal manifestó además que en la tarde del martes 11 de agosto, "la jueza no me atendió nunca el teléfono y una secretaria me respondió un par de veces que me tomaba el llamado, que comunicaría el tema y que luego me revolverían el llamado. Nunca se produjo".

¿Qué respondieron en el Quinto de Instrucción? Que esas versiones "son todas mentiras", y enumeraron los contactos que hubo y las respuestas que se dieron a Mendoza.

Así remarcaron que cuando la fiscal presentó un escrito para que le devolvieran a su dueño una retroexcavadora (robada en Mendoza, hallada en Ullum en un desarmadero clandestino), se la rechazó porque estaba mal formulado. "No lo canalizó de acuerdo a lo establecido en la ley de exhortos. Cuando lo hizo correctamente no hubo problemas".

"Después, el 17 de julio pidieron la intervención de la policía mendocina en la verificación de los vehículos en San Juan, pero el 22 de julio se les respondió que no porque se estaban haciendo pericias. De todos modos se les informó y dio detalles de los vehículos de Mendoza secuestrados acá, y se les pidió información sobre los vehículos robados allá", precisaron.

Y agregaron: "A la fiscal Ríos se la atendió por teléfono cada vez que llamó. Los pedidos de información desde Mendoza se hicieron a principios de agosto, se reiteraron el jueves y ese mismo día se les dieron fotocopias de 9 de los 11 cuerpos del expediente, unas 1.800 fojas. Y se les seguirá enviando información siempre y cuando la soliciten como corresponde", aseguraron ayer en el juzgado.

"Además, no es cierto que no se colaboró porque la semana pasada se realizó una pericia en la computadora de Criscuolo (Guillermo, el prófugo más buscado), saltó una pista y se les pidió venir a buscarlo, pero no lo hicieron", concluyó un vocero del juzgado.

Comentá la nota