Maestros también vuelven a la huelga en Neuquén

Harán un paro de 24 horas el jueves, coincidiendo ese día con la protesta de los estatales de ATE. Lo decidió el plenario de secretarios de seccionales del gremio, que se reunió este lunes en Zapala.
Se veía venir, y no defraudó: el sindicato docente ATEN definió volver al paro, y agregar un día más a la larga lista de días sin clases en la provincia, en un año complicado primero por los conflictos y después por el receso que se dispuso por la emergencia sanitaria provocada por la epidemia de Gripe A.

No hay ni hubo argumentaciones nuevas para decidir la medida de fuerza. Es la reiteración de reclamos salariales (incorporar al básico el aumento otorgado este año), de protesta por la situación del ISSN, y por supuesto el tema de la "criminalización" de la protesta, que incluye en el caso de ATEN una fecha resonante: el 24 de este mes, día fijado para que preste declaración ante la justicia el ex gobernador Jorge Sobisch.

ATEN, como ATE y toda la CTA, entiende que todo lo que ocurra en un contexto de huelga y protesta sindical no debe ser denunciado ni procesado por la Justicia. Es una posición cada vez más afirmada en el frente sindical más combativo que tiene la provincia, conformado por los gremios estatales agrupados en la central aun no reconocida legalmente, más el aporte de organizaciones de universitarios, secundarios y del gremio ceramista.

El gobierno de Jorge Sapag recibe también sin sorpresa -un tanto resignado- las novedades de nuevas medidas de fuerza en esta semana. El ahora "superministro" de la negociación, Jorge Tobares, no tiene margen de maniobra para intentar reducir el nivel de conflicto, sobre todo porque no tiene "caja": se agotó en el segundo semestre del año pasado.

No será, no obstante, la lógica económica la que domine la escena para una eventual "paz" social en la provincia. Todo parece indicar que el panorama de conflictos permanentes seguirá, alimentado por la coyuntura de crispación nacional, y las dificultades evidentes del gobierno de Sapag para conseguir aumentar los recursos provinciales en el corto plazo.

Comentá la nota