Los maestros van al paro por aumentos salariales

"Hay una decisión muy firme de nuestros docentes de profundizar el reclamo, porque no podemos esperar hasta el próximo año para discutir nuestra realidad salarial".
Los principales gremios docentes bonaerenses acordaron ayer la realización de medidas de fuerza que contemplan paros de 24 y 48 horas en reclamo de una "urgente recomposición salarial".

Los gremios mayoritarios decidirán hoy en una reunión del Frente Gremial (SUTEBA, FEB, UDA, AMET y SADOP) la fecha y la extensión del paro, que de ser de 48 horas también se resolverá si la medida de fuerza se hace en forma continuada.

En un principio, los docentes de SUTEBA y la FED acordaron 48 horas de paro, pero la decisión definitiva se tomará en el marco de la reunión del Frente Gremial hoy en La Plata, informaron fuentes del sector.

La titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, señaló que "se hace necesario un incremento presupuestario no sólo para recomponer los salarios, sino también para crear más cargos, para capacitación y para resolver problemas de infraestructura que tienen los establecimientos educativos".

"Hay una decisión muy firme de nuestros docentes de profundizar el reclamo, porque no podemos esperar hasta el próximo año para discutir nuestra realidad salarial", aseguró.

En tanto, el titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Alfredo Conde, expresó su voluntad de que "en la reunión del Frente Gremial se alcance una postura común".

Una de las propuestas es "realizar el paro este jueves (por mañana) para coincidir con una gran movilización a la capital provincial junto con los trabajadores estatales enrolados en ATE", adelantó la secretaria general de SUTEBA La Plata, Graciela Saad.

Por su parte, la Conducción Provincial de UDOCBA resolvió ayer convocar a un paro sin concurrencia a los establecimientos educativos para mañana y un paro de 48 horas para la semana que viene con movilización a Gobernación, en demanda de un salario básico de 1800 pesos, titularización masiva y mejores condiciones de trabajo.

"De acuerdo a lo resuelto en el último plenario de Secretarios Generales queremos avanzar en las medidas con otras organizaciones gremiales hermanas para ir hacia un paro consensuado que termine de despertar a este gobierno que todavía sigue sin darse cuenta que para garantizar la paz social en los próximos meses debe darle prioridad urgente de resolución a las demandas de los trabajadores".

Cabe recordar que UDOCBA, junto a otras seccionales de otros sindicatos realizó dos medidas de fuerza el 28 de septiembre y el pasado viernes, en ambos casos, con alto acatamiento en territorio bonaerense, según estimaciones del gremio.

Además, Díaz amenazó con "la posibilidad de un paro por tiempo indeterminado en noviembre, hasta que las autoridades educativas cambien su actitud y terminen con su inacción, que sume en la pobreza y desesperanza a miles de compañeros docentes".

"De no mediar respuesta a nuestros reclamos, el período lectivo será irregular hasta la finalización de las clases en diciembre", afirmó.

"Ninguna posibilidad"

Por otro lado, El Congreso de la Federación de Docentes Bonaerenses sesionó ayer en la Sede Central de la Federación, en la ciudad de La Plata, con la presencia de más de 200 representantes de toda la provincia, donde se analizó el desarrollo de la situación.

En tanto, el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, reiteró ayer la imposibilidad del Gobierno provincial de aumentar los salarios docentes en el corriente año.

El funcionario se refirió a la posibilidad de entablar una nueva paritaria docente y dijo que "está un poco sujeta a la paritaria nacional, por lo que estamos a la espera de que se convoque en ese ámbito y, con sus resultados, analizar los cursos de acción a seguir".

Con respecto a la medida de fuerza que llevarán adelante los gremios docentes, el titular de la cartera laboral expresó que "desearía no tener pero es propio de la vida activa y de la relación de trabajo", al tiempo que pidió que "lo vital es que sea el paro racional y equilibrado, y que no implique un atentado al sistema y la inestabilidad de las instituciones".

Comentá la nota