La maestra que le enseñó a Urribarri

La maestra que le enseñó a Urribarri

Se enteró que el Gobernador haría campaña en el pueblo donde dicta clases. Aunque algunas colegas no la acompañaron, ella no lo dudó: le hizo saber el pésimo estado de la escuela N° 12.

Sajaroff es un pueblo ubicado en el departamento Villaguay, a 174 kilómetros de Paraná, en el corazón de la inmigración judía. 

El miércoles, el gobernador Sergio Urribarri visitó Sajaroff, Villa Domínguez, Villa Clara y Villaguay, y en esa ocasión una docente de una escuela pública, María Cecilia Poque, se acercó y le hizo saber del pésimo estado en el que se encuentra la escuela donde da clases. 

Esto es lo que escribió en Facebook y que rápidamente se viralizó: 

No tuve que pensarlo mucho, fue ver donde trabajaba y las condiciones en que estamos, algunos acompañaron la idea otros, no se animaron a firmar por el que dirán o porque les dijeron que no era conveniente… 

Los desafíos me gustan! Entonces llegué hasta la escuela donde trabajo en Ingeniero Sajaroff, sabiendo que pasaría por allí nuestro gobernador y le realicé entrega de una carta y fotos de las instalaciones. 

En la oportunidad, nos saludamos con autoridades del CGE y el gobernador recibió y firmó un recibido de la carta sin inconvenientes. 

Hoy lo comparto con ustedes 

Ingeniero Sajaroff, 15 de julio de 2015 

Al Sr Gobernador 

Enterada de su recorrida por las localidades del departamento Villaguay, en un rally de campaña, llega en el día de hoy al pueblo de Ingeniero Sajaroff, algunos dicen que es para adjudicar las casas a familias de la zona y también para visitar e inaugurar o hacerlo nuevamente las instalaciones de la Escuela N° 12 “9 de Julio”. Lo cierto es que si el tiempo es tirano me atrevo a contarle la situación en la que está la escuela: 

En el año 2012, allá por septiembre, se iniciaron las obras de refacción de la parte antigua del edificio donde se picaron paredes, levantaron pisos, acondicionaron las aberturas. En ese tiempo se reubicaron los espacios en la junta de agua potable el nivel inicial, dos grados en la sala de primeros auxilios y el comedor en el salón multiuso perteneciente a la junta vecinal. 

Fines del año 2014, se volvió a ocupar el espacio, con algunos detalles considerables, estaban los pisos, las paredes un maquillaje temporal que en la primera lluvia los desagües no dieron abasto (y eso que no fue gran cantidad), agua que llegó a las aulas, los niños no podían ir a los baños, en las paredes que llevaban poco tiempo de acondicionadas comenzó a brotar humedad, la instalación eléctrica y cloacas presentó serias dificultades (que al día de hoy han mejorado algo). 

El ciclo lectivo 2015 comenzó y nos faltan sillas y bancos que con la buena predisposición de los docentes y sus familias se acondicionaron para que los niños tengan un lugar digno donde aprender. 

Nuestra realidad es como la de muchas más escuelas de la provincia, es una realidad visible a los ojos de quienes estamos despiertos y no de quienes viven en un sueño. 

Espero que esta no sea una de las tantas cartas que se le acercan, lo dejo a su disposición a fin de darnos alguna respuesta a lo planteado. 

Saludo a ud. Atte. 

Poque María Cecilia 

Coment� la nota