Hoy a la madrugada se reinician los operativos de alcoholemia.

Se explicó que la interrupción de los controles se debió a que los alcoholímetros tuvieron que ser calibrados. "Es una operación que corresponde por el uso intensivo que se le dio a este instrumental", dijo el titular de Transporte y Tránsito.

El titular de Transporte y Trànsito, Juan José Arteaga, anunció que "mañana (por hoy) se reinician los operativos de alcoholemia. Lo seguiremos haciendo con la misma modalidad: quien se niegue sufrirá el secuestro de su vehículo y de la licencia para conducir, y al que le dé positivo quedará a disposición del juez de Faltas".

Explicó que "la interrupción de los controles se debió a que los alcoholímetros tuvieron que ser calibrados. Es una operación que corresponde por el uso intensivo que se le dio a este instrumental".

Y añadió que "quiero despejar todo rumor de que no suspendimos los controles de alcoholemia por ningún motivo más que por el que les expuse".

Ruidos molestos y daños

También, Arteaga se refirió al hecho policial que se produjo en la madrugada de ayer, en la zona de Alem, cuando realizaban un operativo conjunto con Inspección General y la Policía.

Dio a conocer que "detectamos un automóvil con todas las puertas abiertas y desde su interior surgía una música estridente que afectaba a los vecinos del lugar. Como se trata de una zona con mucho público, antes de realizar cualquier acción se esperó que el vehículo se movilizara".

"En la esquina de Pellegrini y Formosa se logró interceptarlo, pero sus ocupantes, con visibles síntomas de ebriedad, se resistieron al operativo, golpeando dos de ellos la puerta trasera de un vehículo de la repartición por lo que se procedió a levantarles un acta por ruidos molestos y una denuncia policial por daños", continuó.

Después, puso de relieve que "los ocupantes se dieron a la fuga, pero por supuesto, lo hicieron sin su vehículo".

El comisario retirado Arteaga comentó que se radicó la denuncia en la comisaría 9ª y el vehículo en cuestión, un Gol de color gris, fue secuestrado. Su conductor era un joven de unos 25 años.

Comentá la nota