Madrugada con heridos y un rescate en el Limay

Algunos hechos de violencia, con balazos y agresión a la policía incluidos, se registraron en el oeste de la capital neuquina. Lo más llamativo: un joven que fue rescatado tras arrojarse al Limay, borracho. Tres motos y dos autos fueron secuestrados por no pasar sus dueños la prueba de alcoholemia.
Una gresca con heridos de arma de fuego y daños a un patrullero en la zona oeste capitalina, autos y motos secuestradas por no pasar sus conductores la prueba de alcoholemia, y hasta un hombre que se tiró al río –pasado de copas- y fue rescatado milagrosamente, fueron algunos de los hechos informados por la policía ocurridos durante la madrugada del primer día del año en Neuquén.

En la esquina de la calle Racedo y Dr. Ramón, fue herido en una pierna un chico, y trasladado al hospital Heller. Según se informó, el menor de edad, junto a otros que después se perdieron en la noche, había intentado asaltar a otro adolescente. Pero familiares de la víctima salieron a defenderlo, y uno de ellos habría sido el autor del disparo que impactó en la pierna izquierda del agresor frustrado.

El hecho más tumultuoso se produjo poco antes de las 5:30 de este jueves. Fue en la calle Pérez Novella, a la altura de su intersección con Cayasta. Allí se produjo una gresca en la que participaron varias personas. Cuando llegó la policía, encontró a una de ellas con una herida de bala en la zona lumbar. Otros cuatro presentaban heridas leves.

Uno de los móviles de la policía fue agredido a piedrazas o balazos, no estaba establecido esto todavía con claridad; lo concreto fue que quedó con el parabrisas destruido.

Tal vez el hecho más singular se produjo al final de la calle Linares, donde un joven de 19 años se arrojó al Limay, a las 5:28 del jueves, según informó la policía.

Quiso la suerte que personal de una ambulancia de un servicio privado, que estaba trabajando para una prevención en una fiesta en esa zona, viera al joven justo cuando se zambullía en las aguas.

Fueron rápidamente al lugar y lograron rescatarlo. Después, confirmaron que su estado de conciencia era bastante precario, como consecuencia de una fuerte ingesta alcohólica.

Precisamente el alcohol fue la causa de que tres motociclistas y dos conductores de automóviles perdieran sus vehículos a manos de la policía, al no superar la prueba de alcoholemia en la madrugada del primer día del año. No hubo accidentes de importancia: solo dos con heridos leves, según se informó oficialmente.

En cuando a incendios, tampoco fueron de mucha importancia. Los bomberos sofocaron dos, uno en el patio de una vivienda y otro en un local donde funciona una tornería. Ambos habrían sido provocados por pirotecnia.

Comentá la nota