Madrid: siete empresas dieron coimas por US$ 10 millones al PP

Sobornaron a funcionarios para lograr servicios y negocios inmobiliarios.
Según la policía española, siete grandes empresas entregaron 10 millones de euros (14.5 millones de dólares) en sobornos a la trama corrupta "Gürtel" para conseguir, en la comunidad de Madrid, negocios inmobiliarios y servicios públicos. Los negocios ilegales, aclara el informe, se concentraron en municipios donde gobernaba el PP, cuatro de cuyos alcaldes han dimitido por estar imputados, al igual que altos cargos de la comunidad y tres diputados.

La organización, encabezada por el empresario, hoy preso, Francisco Correa (gürtel, en alemán), después de recibir las "comisiones" las repartía con los funcionarios que tenían que ver con las adjudicaciones. El informe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) se refiere a "las "vinculaciones de la organización de empresas adjudicatarias de proyectos o servicios públicos".

Los empresarios mencionados en el informe policial han sido imputados por el Tribunal Superior de Madrid en base a tres tipos de pruebas: documentos incautados por adjudicaciones irregulares, grabaciones de dirigentes de la red corrupta con los empresarios y la contabilidad secreta de la trama que fue entregada, en un pen drive, por el contador que la había elaborado. La policía señala los nombres de las siete empresas y detalla los negocios turbios.

La misma Unidad Central figura en el sumario, cuyo secreto en 17.000 páginas fue levantado por el juez instructor, con otro informe. Los dirigentes de la organización ilegal habían comprado 49 automóviles de lujo por un valor de 1,3 millones de euros. Esta lista excluye los vehículos de alta gama que regalaban a políticos, como premio a favores ilegales.

La palma se la lleva la esposa de "Don Vito" Correa, Carmen Rodríguez Quijano, quien acumuló 14 coches, seguido por la mano derecha de "Don Correone", el exsecretario de organización del PP en Galicia, Pablo Crespo (preso) quien tenía doce autos.

"Bigotes", Alvaro Pérez Alonso, representante de la trama en Valencia, disponía de cuatro vehículos de lujo. Según el informe, "él hizo gestiones para conseguir un automóvil deportivo de lujo para el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, quien hoy será destituido de su cargo.

Correa, precisa el informe, compró un Mercedes Benz que puso a nombre de Lourdes Semprún, esposa del eurodiputado Gerardo Galeote e hijo de un ex concejal, ambos acusados en la causa. Uno de los mayores imputados en la causa "Gürtel" es el ex alcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, obligado a dimitir por Esperanza Aguirre, presidenta de la comunidad. Sepúlveda compró tres autos de gran lujo, de 175.000 euros cada uno, cortesía de la trama, y realizó varios viajes a costa de "Don Correone".

Un tercer informe de la Unidad Central (Udef) explica el funcionamiento de la trama económica de Gürtel que actuaba en paraísos fiscales y que manejó unos 50 millones de euros (75 millones de dólares), según cálculos de la Agencia Tributaria. El dinero obtenido ilegalmente por la red corrupta se enviaba a Lichtenstein y de allí bailaba en empresas y cuentas numeradas controladas por Correa en movimientos que se produjeron hasta en veinte países.

Todo estaba registrado en unos documentos que incluian los nombres en clave de los beneficiarios, depositados en la caja fuerte 52 de Cajamadrid. Tres hombres de Correa dirigían la trama exterior: Pablo Crespo, ex secretario de organización del PP gallego, ahora preso, a cuyo nombre estaba la caja; Ramón Blanco, ex inspector de Hacienda y Arturo Fasana, alias "Fafa", director de la sociedad suiza Rhone Gestión. "Fafa" volvió a Madrid en febrero, la policía lo siguió e identificó a sus interlocutores, todos procesados. Cuando fue detenido, llegó a un acuerdo, lo contó todo, y esta imputado pero no detenido.

Comentá la nota