En Madrid ya hablan de "exceso de presiones" por parte de Marsans

En Madrid ya hablan de
Hay malestar del gobierno español con el grupo empresario por los roces con la Argentina.
En el Ejecutivo español existe malestar con el grupo Marsans. Es por lo que se considera un exceso de presiones por el tema Aerolíneas Argentinas para plantear un conflicto con el gobierno argentino de una magnitud que se ha tratado de evitar. Así lo confirmó una alta fuente española a Clarín.

"El desagrado surge porque primero la Cancillería y después las relaciones en el más alto nivel, me refiero a José Luis Rodríguez Zapatero y la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, han tratado de defender tenazmente los intereses de las empresas españolas, y especialmente a Marsans. Pero, parece que estos esfuerzos no les resultan suficientes, que habría que producir un contencioso cuyas consecuencias serían no arreglar nada y perjudicar seriamente una relación de extraordinaria importancia con Argentina. Y eso es irresponsable", explicó la misma fuente.

En un momento dado la fuente utilizó una palabra muy fuerte que sorprendió a Clarín. "Es realmente importante el tiempo, los esfuerzos y la paciencia con que se ha llevado adelante el tema de Aerolíneas. Y ha habido otros puntos muy serios de desacuerdo con Argentina aunque no tan relevantes como ese".

España, indicó la fuente, no puede olvidar que la relación con Argentina está encuadrado en un Pacto Estratégico, "que no es un título vano sino que expresa seriamente unos vínculos históricos, culturales, de extraordinaria interacción entre dos pueblos que además tienen comunidades de gran magnitud en cada país. Argentina fue el país donde más emigraron los españoles. Tenemos una comunidad argentina de 300.000 personas muy integradas, casi 300 empresas españolas radicadas, 50.000 millones de dólares de inversiones. A todo eso habría que añadir que las relaciones comerciales son muy favorables a Argentina ya qué España exporta por 948 millones de dólares y e importa 2.635 millones de dólares de Argentina, según datos de l año 2007. Es todo esto lo que debemos tener en cuenta, y el entramado muy fuerte de nuestras relaciones históricas y culturales".

Una visión muy parecida expresó una fuente empresaria que, según dijo, conocía otros colegas con igual posición. "Marsans, por supuesto, tiene muchísima razón en sus protestas. Pero, no podemos reducir todos los vínculos económicos con Argentina, que son enormes, al conflicto con Marsans. Usted me pregunta por el malestar del gobierno por el exceso de presiones y yo creo que entre nosotros también hay desagrado por lo que parece una demanda excesiva de concentrar todo en este conflicto".

"El gobierno y las empresas españolas están siguiendo muy de cerca las negociaciones de un acuerdo entre el gobierno y Marsans por la transferencia del compromiso sobre los aviones Airbus. Los resultados pueden ser enormemente positivos. Por eso es que cuando haya un conflicto es importante que dialoguemos y los problemas se vayan superando", explicó a Clarín Guillermo Ambrogi, presidente de la Cámara española de Comercio en Argentina".

Otra fuente indicó que la negociación con Marsans está encaminada pero que existen, por ejemplo, diferencias sobre la entrega de los aviones. "No es lo mismo en agosto o noviembre que dentro de tres años", explicó.

Comentá la nota