Las Madres se pusieron firmes

Advertencia: un grupo de beneficiarias del Plan Madres insiste en que debe pasar a la planta permanente del Estado. Le apuntaron con todo a los funcionarios, dirigentes y punteros vernistas. Le advirtieron al gobernador: “Se vienen las elecciones y va a tener que pisar la calle; no lo vamos a dejar entrar en los barrios”.
Las beneficiarias del Plan Madres se pusieron firmes en sus reclamos contra el Gobierno provincial. Y la interna del PJ también metió la cola en el asunto. Un grupo de varias decenas de mujeres decidió montar una carpa de protesta en plena Casa de Gobierno. Ayer denunciaron que la Policía las reprimió y las agredió.

Como parte de la manifestación, las mujeres lucieron remeras en las que apuntaron con nombre y apellido a quienes consideran responsables de la injusticia que padecen: el ex gobernador Carlos Verna; el ex ministro de Bienestar Social, Sergio Ziliotto; el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá y el puntero vernista Claudio Alou. Todos son referentes del espacio Plural en Santa Rosa. También criticaron a la ministra de Bienestar Social, Cristina Regazzoli, al ex ministro Rodolfo Gazia y especialmente al gobernador Oscar Mario Jorge, a quien le advirtieron que “se vienen las elecciones y no lo vamos a dejar entrar en los barrios”.

Las madres -que eran trabajadoras en el marco de la Ley 2.343- afirman que las engañaron en el momento en que las pasaron al Plan Madres: $450 mensuales. Al resto de los que se desempeñaban según esa legislación, los fueron “blanqueando”. Hace dos meses que reclaman la incorporación a la planta permanente del Estado. Dicen que no les interesa desempeñarse en la actividad privada.

Las Madres se reivindican además como militantes peronistas. E insisten en que “nosotros somos los que los votamos” a los funcionarios actuales.

Las manifestantes dijeron que la Policía les pateó carpa. Y le pegaron a la ministra Regazzoli, porque como represalia a las protestas habría cortado subsidios destinados a financiar viajes de algunas madres a Buenos Aires, para atender problemas de salud de sus hijos. “La ministra dice que nos apoya como madre y como mujer pero hace todo lo contrario”, aseveraron.

“Que se pongan las pilas”, les exigieron a las autoridades. También se quejaron de que no tienen cobertura médica y de que en su momento el diputado Juan Ramón Garay les prometió un proyecto que les facilite el acceso al SEMPRE.

“Además a nuestras casas jamás fue algún asistente para ver, por ejemplo, si mandamos a los chicos a la escuela”, apuntaron. “Se vienen las elecciones y Jorge va a tener que pisar las calles; nosotros estamos en todos los barrios. Nosotros somos los que los votamos. El sabía los problemas que iba a tener cuando agarró el Gobierno. Y la Casa de Gobierno es nuestra, no pueden prohibirnos la entrada”, completaron.

Comentá la nota