Madres.

Un grupo de mujeres del Plan Madres de General Pico viajaron a esta ciudad a reclamar la incorporación a planta permanente. Fueron hasta la Subsecretaría de Trabajo y luego a Casa de Gobierno.
La protesta es la misma que realizaron las beneficiarias de Santa Rosa. Estas consiguieron la promesa de un aumento en la asignación que reciben todos los meses.

Trascendió que al grupo de General Pico el gobernador les ofreció $ 100 de aumento (cobran entre $ 400 y $ 525).

El grupo reclama volver al régimen de la Ley 2.343 (ex planes Trabajar y Entre Nosotros), lo que les permitiría ingresar a la planta permanente del Estado provincial.

Las mujeres de General Pico estuvieron acompañadas por dirigentes de la CTA y del Grupo de los Sin Techo.

Comentá la nota