El "Madre Margarita" se incorporó a la flota de barcos fresqueros

Reemplaza a una nave similar que se construyó en 1964. Luego del "Tozudo", botado en febrero de 1990, es el segundo buque que el grupo Mattera le encarga al Astillero Naval Federico Contessi.

Ayer, en el transcurso de una emotiva ceremonia que se desarrolló en el Astillero Naval Federico Contessi y a la cual asistieron autoridades civiles, militares y religiosas -además de invitados especiales- se procedió a la botadura de la embarcación Nº 110 construida por ese tradicional astillero marplatense.

En esta oportunidad le tocó el turno al buque fresquero de altura "Madre Margarita" que reemplazará a otro barco similar que fuera construido hace más de 45 años.

Se trata de una unidad muy versátil, propulsada por un motor Caterpillar modelo 3412, que fue diseñada para operar en nuestras costas y es especialmente apta para realizar pesca de arrastre y media agua.

En cuanto al nombre del barco, el segundo que el grupo construye en el Astillero Contessi, corresponde señalar que fue elegido en homenaje a la madre de los hermanos Mattera.

Mientras la bendición de la nave estuvo a cargo del padre Ezequiel Kseim, párroco de San Benedetto, las madrinas de la embarcación, Andrea y Giuliana Mattera se encargaron de hacer estrellar la tradicional botella de champagne contra el casco luego de lo cual, en medio del aplauso de la concurrencia, el barco se deslizó por una rampa que le permitió incursionar por primera vez en las aguas del puerto marplatense. Cabe acotar que el acto contó con la presencia de la Banda de Música de la Armada que se encargó de ejecutar las estrofas del Himno Nacional Argentino y de la canción patria "Aurora".

Discurso

En representación del directorio del Astillero habló Domingo Contessi, quien destacó la actitud de la empresa Pesquera Margarita S.A., integrante del grupo Mattera.

Entre otras cosas señaló que "no obstante la crítica situación por la que atraviesa la economía global y particularmente la pesca argentina, no aminoró la marcha de los proyectos de inversión que inició en un contexto totalmente diferente al actual. Para los que integramos el Astillero y para toda la gran familia de proveedores y subcontratistas, fue una obra que hicimos con mucho cariño y esmero, valorando con gratitud no sólo la posibilidad de tener trabajo, sino también el especial momento en el que se concreta el proyecto, lo cual enaltece aún más la decisión de la empresa armadora".

Añadió: "Hoy encontramos al pujante grupo Mattera con una flota de 9 buques y no sólo concretando esta inversión ya que, además, en el puerto de Mar del Plata, se encuentra en pleno proceso de construcción de una imponente planta pesquera de más de 6.500 metros cuadrados".

Al dirigirse a las autoridades sostuvo que "en este contexto, lo mínimo que podemos pedirles es un poco más de apoyo a quienes siguen invirtiendo; un poco más de celeridad para poder disponer de los instrumentos financieros prometidos y que tanta falta le hacen al sector pesquero; un poco de comprensión para disminuir algunas cargas fiscales que tanto asfixian y un poco de buena predisposición para no obstruir la puesta en marcha de estos proyectos".

Otras consideraciones

Contessi, tras admitir que "estamos en un año complejo, con compromisos electorales y en el que las cuentas públicas se verán resentidas por la recesión global", advirtió que "la situación de la pesca es extremadamente crítica; hoy más que nunca se necesitan decisiones certeras y el apoyo de toda la clase política, tanto del gobierno como de la oposición, para superar esta crisis con el menor impacto social; es el momento de trabajar mancomunadamente; como sector empresario también deberemos redoblar el compromiso de actuar con la máxima responsabilidad social y confiar en el acompañamiento y comprensión de las fuerzas del trabajo y de sus representantes sindicales".

Más tarde expresó que "lamentablemente los últimos buques que botamos permanecieron varios meses y hasta años inactivos a la espera de la finalización de diversos trámites; actualmente tenemos nuevas autoridades en la cartera pesquera a las que les renovamos nuestro voto de confianza; estamos persuadidos de que sabrán actuar con equidad y comprendiendo que el sector transita al filo de una peligrosa cornisa. En este caso particular, el solo hecho de no obstaculizar la puesta en marcha de estas inversiones sería un cambio que valoraríamos y agradeceríamos sinceramente". Finalmente sostuvo que "nuestro compromiso es simplemente tratar de seguir trabajando; ya hemos demostrado que no le tenemos miedo a las dificultades y si Dios nos lo permite, intentaremos mantener abiertas las puertas de esta fábrica para poder seguir botando barcos que carguen en sus bodegas la esperanza de una comunidad que intenta forjar un país productivo".

Comentá la nota