Macrocentro: la energía eléctrica es aportada por cinco generadores

Ayer se avanzó en la reparación de la cámara subterránea afectada por el incendio del viernes. El servicio se normalizará entre esta noche y las primeras horas de mañana.
La cuadrilla trabaja cuatro metros bajo tierra. El área está enmarcada con cintas rojiblancas que apenas se mueven porque, llamativamente, no hay viento.

Una señora que cruza la plaza estira su cabeza para ver qué pasa allí abajo. Desde una ventana del tercer piso del edificio de San Martín 68, dos chicos también miran para abajo.

Abajo no hay pausas en las tareas que los operarios de la Empresa Distribuidora de Energía Sur (EDES) y personal contratado cumplen en la cámara subterránea de 48 metros cúbicos. Y no las habrá hasta que los tres nuevos generadores instalados en esa apacible tarde de ayer --sólo alterada por los motores de los grupos electrógenos-- estén en pleno funcionamiento.

La puesta en marcha está prevista para las últimas horas de hoy y las primeras de mañana, luego de una serie de pruebas que comenzarán durante esta tarde. Recién después se restablecerá el normal suministro de energía eléctrica para cerrar el episodio que empezó minutos antes de las 10 del viernes, con un incendio.

El fuego dañó, además de los tres transformadores mencionados, cables de media y baja tensión, hecho que ocasionó cortes de energía en varias manzanas del microcentro, comprendidas entre las calles Estomba, Chiclana, Rodríguez, Alvarado, Lamadrid y Belgrano.

Los padecimientos para los vecinos fueron mitigados cuando entraron en acción los cinco equipos generadores que permitieron reanudar el abastecimiento de energía eléctrica y que seguirán funcionando hasta que se normalice la cámara subterránea situada en la plaza Rivadavia, casi frente a uno de los accesos a las Galerías Plaza.

Frente a la emergencia, EDES advirtió sobre la necesidad de un consumo moderado. Los equipos permanecen en Alsina y San Martín, Soler y Alsina, San Martín entre Alsina e Irigoyen, Irigoyen y San Martín, y Sarmiento y Mitre.

Las reparaciones están a cargo de cuadrillas de varias áreas de EDES, por caso Protecciones, Redes Subterráneas, Subestaciones, Guardia/Reclamo, Laboratorio, Despacho y Supervisión. Además, participa personal de las empresas contratadas.

Una vez sofocado el fuego, se extrajeron los tres transformadores, se quitaron las celdas de baja tensión y se hidrolavaron y se pintaron las paredes de la cámara, todas afectadas por las llamas y el humo. Finalmente, ayer se bajaron los transformadores nuevos y a media tarde se comenzó la reparación de los cables --nueve salidas en baja tensión-- y se probaron las celdas de media tensión.

Respecto del origen del incendio, la empresa brindará exactitudes en las próximas horas, pero se sospecha que la falla fue consecuencia de una sobrecarga.

Ese incidente del viernes, que también afectó al tránsito, puesto que quedaron desactivados los semáforos, coroló una semana

con muchos cortes de energía, aunque más allá del centro.

Con altas temperaturas, el servicio estuvo interrumpido por horas en los barrios Universitario, Pacífico, Hospital y Patagonia.

Carolina Ortiz, vocera de EDES, señaló que la situación más complicada se dio el jueves, en la zona delimitada por las calles Tucumán, Güemes, Mendoza y Juan Molina, y en el sector comprendido por Vieytes, Brasil, Terrada y Charlone.

Las interrupciones en la prestación continuaron durante la noche y se dispusieron para preservar el funcionamiento de las instalaciones y prever inconvenientes mayores. Por tal razón, se recurrió a grupos electrógenos para abastecer los servicios brindados por el Hospital Municipal, mientras que cuadrillas de la empresa también solucionaron una falla en sectores del macrocentro y norte de la ciudad.

Dato

La potencia de la cámara que se repara es de 630 Kilovatios-Amper (KVA).

Comentá la nota