El Macro cierra una cuenta pendiente con la compra del Banco Privado de Inversiones

La operación viene a coronar un interés que la entidad comandada por Brito ya había mostrado cuatro años atrás aunque sin buenos resultados
El Banco Macro, presidido por Jorge Brito, cerró la compra del Banco Privado de Inversiones (BPI), entidad controlada por la familia Estrada y especializada en la emisión de tarjetas de crédito.

La operación, oficializada a través de una nota a la bolsa porteña, viene a coronar un interés que el Macro ya había manifestado cuatro años atrás sin buenos resultados, cuando llegó a ofrecer $ 25 millones por el 51% del paquete accionario del Privado. Esta vez, en cambio, el acuerdo está firmado y se dará comienzo a un proceso de due diligence, que deberá culminar con la firma del contrato de compraventa antes del 24 de febrero de 2010.

Las autoridades del Banco Macro expresaron además que la operación "será sometida a la aprobación del Banco Central" y que "el cambio de autoridades se producirá con posterioridad a dicha aprobación".

Perfil de negocios

El Banco Privado de Inversiones, cuyo capital accionario siempre estuvo ligado a la familia Estrada, comenzó a operar en el sistema financiero local en 1993. Si bien el BPI cuenta con solo dos sucursales, una en el microcentro porteño y otra en el barrio de Retiro, y unos 200 empleados, su operatoria logró afianzarse con éxito en el negocio de la comercialización de las tarjetas de crédito.

Por su parte, el Banco Macro inició su actividad como institución financiera no bancaria en 1985, y luego en 1988 fue autorizado por el Central para funcionar como banco comercial especializado en el segmento mayorista.

Con la crisis del "Tequila", el Macro comenzó a focalizar su operatoria en el mercado minorista: en enero de 1996 adquirió los bancos de Misiones, Salta, Jujuy, Del Noroeste, Almafuerte, Mayo, Israelita de Córdoba y Mendoza. Luego en diciembre de 2001, compró el 60 por ciento del Bansud, y en agosto de 2020, adquirió las 36 sucursales del Scotiabank Quilmes.

Dentro de un proceso constante de expansión, el Macro adquirió en diciembre de 2004 el Nuevo Banco Suquía, en el 2005 cumplió con la incorporación de otras entidades como el banco del Tucumán y en el 2006 sumó las 440 sucursales del Bisel.

Comentá la nota