El macrismo va a la Justicia para frenar la ley de medios

Cree que no debe ponerse en marcha hasta que asuma el nuevo Congreso.
Diputados del PRO presentarán hoy una acción de amparo para suspender, hasta el 10 de diciembre, la conformación de la autoridad de aplicación con la que debe comenzar a funcionar la nueva ley de medios. Será ante el fuero Contencioso Administrativo Federal y entre los fundamentos considerarán inconstitucionales los plazos de su implementación. Los radicales, por su lado, terminaban anoche de darle forma a un pedido de nulidad que concretarán entre hoy y mañana.

La iniciativa del macrismo, con las firmas de Federico Pinedo -jefe de bloque en la Cámara baja- y Julián Obiglio, argumenta que el decreto por el que Cristina Kirchner avanzó con la puesta en funcionamiento de la norma contradice el artículo 14 de la ley sancionada por el Senado el 10 de octubre y promulgada en tiempo récord por el Poder Ejecutivo, antes de que la Presidenta partiera hacia la India. Ese artículo establece que la conformación del directorio de aplicación "se efectuará dentro de los dos años anteriores a la finalización del mandato del titular del Poder Ejecutivo, debiendo existir dos años de diferencia entre el inicio del mandato de los directores y del Poder Ejecutivo". La curiosa redacción -una de las tantas cuestiones controvertidas del texto- obliga a que los miembros queden nombrados el 10 de diciembre, ni un día más ni un día menos.

Tres de los siete integrantes de la autoridad de aplicación saldrán del Parlamento, nombrados por una Comisión Bicameral compuesta por ocho diputados y ocho senadores. Pinedo y Obliglio focalizan el reclamo en ese punto. "Si son designados antes del 10 de diciembre, se estaría violando el plazo máximo de dos años previos", fundamentan.

El oficialismo, que ya nombró a sus representantes para la Bicameral (la oposición demora ese pronunciamiento), replica que esa comisión parlamentaria propone al Ejecutivo los tres nombres y que éstos serán designados recién el 10 de diciembre, como indica la ley. El macrismo, sin embargo, señala otra irregularidad de la implementación. "Las minorías parlamentarias del momento de la designación (luego del 10 de diciembre), no serán las mismas que ahora, lo que privará a las minorías futuras de su capacidad de representación establecida por la ley", sostiene el texto que presentarán a la Justicia y al que tuvo acceso Clarín.

En el Teatro Argentino de La Plata, el jueves pasado, Cristina Kirchner anunció también el decreto para constituir el Consejo Federal, un organismo compuesto por 38 integrantes y dominado por los gobernadores, del que saldrán otros dos miembros para la autoridad de aplicación. Los dos restantes los nombrará el Ejecutivo, a partir de un mecanismo de consultas. Entre otras funciones, el directorio será el encargado de establecer los "mecanismos de transición" para que los titulares de licencias no encuadradas en la norma se desprendan de ellas en el plazo de un año.

Desde el radicalismo terminaban su propia presentación, ante el mismo fuerol, por la que pedirán la suspensión de la aplicación de la ley. Se tratará de una impugnación al decreto que promulgó la norma con una controvertida "fe de erratas" que corrigió dos artículos -remitían a otros en forma equivocada-, ingresada desde Diputados la noche de la sesión en el Senado sin que el secretario parlamentario Juan Estrada -que responde al kirchnerismo- informara al cuerpo ni al vicepresidente Julio Cobos.

Comentá la nota