El macrismo se junta con “la nueva política” para agrandar su bloque

El PRO se unirá a los legisladores de Rodríguez Saá, Jorge Sobisch y Luis Patti para formar un interbloque que compita como primera minoría en Diputados. Hoy habrá nuevos contactos.
La alianza entre el macrismo y el peronismo disidente en la Cámara de Diputados avanza rápidamente. Hoy se reunirán los legisladores de Mauricio Macri, Ricardo López Murphy, de Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, de Jorge Sobisch y Luis Patti, coordinados por el ex Side Juan José Alvarez, para comenzar a redactar “la carta fundacional” de un interbloque legislativo que intentarán proclamar formalmente el 4 de diciembre. El acuerdo parlamentario de los partidos de centroderecha quiere arrebatarle a la Coalición Cívica (CC) y al radicalismo su condición de primera minoría en la Cámara baja, conseguir la vicepresidencia segunda del cuerpo y presentarse ante la sociedad como la principal fuerza de oposición al kirchnerismo.

El lunes por la noche, cena mediante, los diputados Juanjo Alvarez, Federico Pinedo (PRO), Julián Obiglio (Recrear) y el puntano Luis Lusquiños avanzaron en el acuerdo que hasta ahora sólo había tenido reuniones y sondeos informales. Según sus cálculos más optimistas, el interbloque de centroderecha sumaría una treintena de legisladores: un número que les permitiría disputarle al resto de las fuerzas opositoras el papel de primera minoría en la Cámara baja, lo que implicaría acceder a una de las vicepresidencias en Diputados.

Lo que más seduce a los negociadores del acuerdo es la idea de convertirse en la principal fuerza de oposición, con vértices en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con Macri, San Luis con los hermanos Rodríguez Saá y Neuquén con Sobisch y el Movimiento Popular Neuquino. Un lugar del que habían sido desplazados por Elisa Carrió y la CC tras el resultado electoral del 30 de octubre. Y por el que también quiere dar pelea la UCR que responde al Comité Nacional y que respaldó la candidatura presidencial de Roberto Lavagna.

La reunión de hoy será en el Congreso e intentará juntar un espectro más amplio que el de sus promotores. Allí estará su principal fogonero: Alvarez, el ex duhaldista que consiguió su reelección como diputado en la lista bonaerense UniónPro de Francisco De Narváez y que mantiene una vieja amistad con Macri. La mesa chica la completarán Pinedo, el puntano Lusquiños y alguno de los legisladores del MPN que responden a Sobisch. También intentarán sumar a otros referentes de partidos provinciales en la Cámara baja que participarán en la mesa de negociación: los bonaerenses del Paufe y los gansos mendocinos del Partido Demócrata, además de algunos peronistas díscolos de otras provincias.

Hasta el momento, hubo avances en el borrador del acta fundacional del interbloque y hoy tratarán de ponerles algún límite a las ansias de protagonismo que contagió a todo el espacio. Trabajan a pasos acelerados para pulir todos los detalles y presentar el interbloque el martes que viene, un día antes de que juren los diputados electos en la elección de octubre.

“Está hecho el acuerdo para hacer un interbloque programático, vamos a tener nuestra acta constitutiva y la idea es que hasta el 2010 nadie hable de nada que entorpezca la tarea parlamentaria ni de ninguna candidatura presidencial”, confirmó Lusquiños. “La idea es trabajar de buena fe, para hacer una oposición seria, racional, con peso político propio, para equilibrar el poder del kirchnerismo, que si bien es difícil porque ellos tienen el número, mostraremos una oposición de calidad”, completó el hombre de los Rodríguez Saá en la Cámara de Diputados.

Pinedo intentó mostrarlo como un “instrumento” para avanzar en acciones parlamentarias conjuntas con todo el arco opositor, que incluye a la CC y la UCR. Aunque difícilmente radicales y lilitos compartirán, por estas horas, posiciones conjuntas con quienes disputan el liderazgo opositor. Por ahora, quienes trabajan afanosamente en la conformación del interbloque de derecha afirman que sacan ventaja. Habrá que ver la cantidad de bancas que cada uno de ellos suma tras el recambio del 10 de diciembre.

Comentá la nota