El macrismo debate la candidatura de Michetti.

Macri y la vicejefa se reunirán en la semana; peleas en la provincia.
Mauricio Macri y Gabriela Michetti se reunirán en la semana para debatir la posible candidatura a diputada de la vicejefa de gobierno, que prefiere no competir para no quedar ante el electorado como una copia política del kirchnerismo.

La estrategia oficialista de poner en juego electoral a los dirigentes que ya cumplen funciones ejecutivas sacudió al macrismo, que tenía resuelto postular a Michetti para diputada nacional. Según admitieron fuentes del gobierno porteño, Michetti se alarmó por la posibilidad de que la sociedad pudiera ver en ella una dirigente incapaz de respetar reglas institucionales y pidió tiempo para repensar su futuro.

El secretario general de la ciudad, Marcos Peña, reconoció que la candidatura de Michetti estaba ahora "bajo análisis" y que las "circunstancias cambiaron". Lo dijo a Radio 10. Pero otro sector insistió en que Michetti seguía siendo la mejor candidata. "Pretender igualar la situación de Michetti con la de Scioli es un disparate. Sería comparable si nuestro candidato fuera Macri. Y además Michetti va como candidata para asumir el cargo. Scioli es el responsable de la administración en una provincia en crisis y no puede darse el lujo de estar tres meses de campaña. Eso sería muy irresponsable", opinó Diego Santilli, vicepresidente de la Legislatura. Más claro: para Santilli, Michetti debe ser la candidata.

Santilli, Peña y el resto de la primera línea del macrismo ?Federico Pinedo, Horacio Rodríguez Larreta, Santiago de Estrada, etc.? se encontrarían entre el lunes y el martes para avanzar con la estrategia electoral en la Capital. Ayer, quien también opinó sobre el tema fue Felipe Solá, socio de Macri en la provincia. El diputado dijo a radio La Red: "Creo que hay una gran resistencia de Michetti a recibir críticas. Por supuesto que el caso de ella no es igual que el de Scioli y los intendentes peronistas del conurbano, porque ella asumiría su función, pero me parece que hay un exceso de miedo al qué dirán".

La sociedad entre Solá, Macri y De Narváez, de paso, tampoco se encuentra en un momento calmo. Macri, que viajó a Uruguay para pasar la Semana Santa, se molestó cuando sus socios peronistas de la provincia promovieron públicamente y sin consultarlo la candidatura de Claudia Rucci, hija del asesinado líder sindical José Ignacio Rucci. "Así, no hará campaña en el conurbano", dijo una fuente de Pro.

Comentá la nota