El macrismo le baja el tono a la disputa con Solá y aseguran que no hay fractura

El secretario de Gobierno porteño, Marcos Peña, minimizó los últimos roces en la alianza de Macri, Solá y De Narváez. "Hay discusiones que son naturales", agregó. Por ahora no habrá reunión.
Desde el macrismo salieron hoy a dar señales de conciliación con sus socios electorales Felipe Solá y Francisco de Narváez. El secretario de Gobierno porteño, Marcos Peña, dijo hoy que "no creemos que haya una fractura" en el frente Unión-PRO, sino que "hay discusiones que son naturales".

Ayer, Jorge Macri, primo del jefe de Gobierno, admitió que la ruptura "es claramente una posibilidad no buscada por el PRO. Hasta que el frente no se consolide en una propuesta electoral equilibrada, ese riesgo existe".

Solá el viernes ya había sacado a la luz las diferencias con el macrismo: "No creo que el problema sean las listas (electorales); hay problemas más de fondo. El lunes se sabrá si seguimos juntos".

Sin embargo, Peña hoy reiteró que Macri no tiene prevista para hoy ninguna reunión con Solá y De Narváez. Y remarcó que "el espíritu que se lanzó el 11 de febrero, con la posibilidad de que los tres dirigentes representen una alternativa en la provincia de Buenos Aires, sigue vigente".

Comentá la nota