Macri vuelve a negociar por el reparto de fondos del juego

Busca un convenio con el Gobierno nacional que beneficia a Cristóbal López.
Necesidad de plata o conveniencia política. Las razones serán variadas, pero lo concreto es que el gobierno porteño de Mauricio Macri ya está negociando la firma del convenio que le venía reclamando Lotería Nacional para distribuir fondos del juego en la Ciudad, medida que podría beneficiar al empresario kirchnerista Cristóbal López.

"Lo que nosotros queremos es la autonomía de la ciudad en este tema. Pero todavía no llegamos a un acuerdo. Queremos el ciento por ciento de la recaudación", dijo ayer a Clarín el jefe de gobierno, Mauricio Macri.

La búsqueda de un acuerdo con Lotería Nacional para aumentar el nivel de ingresos del juego para el gobierno porteño, podría implicar para la Ciudad un aumento en la recaudación de entre 120 y 360 millones de pesos. Pero sin duda provocará cortocircuitos dentro del oficialismo de la Ciudad. O al menos eso ocurrió hace un año, cuando Gabriela Michetti, entonces vicejefa de gobierno, se opuso a cualquier acuerdo por considerar que significaba validar el poder ascendente de Cristóbal López, un patagónico muy vinculado a Kirchner. "Estaríamos avalando un negocio que por lo menos goza de una enorme falta de transparencia", había dicho Michetti, ahora alejada de la gestión diaria de la Ciudad y a la espera de asumir como diputada nacional.

El polémico López administra, dentro de la Ciudad, las máquinas tragamonedas de Palermo y la mitad de los dos casinos flotantes. El diciembre de 2007, Néstor Kirchner le extendió la consesión de esos negocios y otros hasta el 2032, medida muy cuestionada por la oposición.

En las últimas horas, según trascendió, el propio López impulsó el convenio reunido con Nicolás Caputo, empresario y uno de los hombres de mayor confianza de Macri. Si todavía no se llegó a un acuerdo es por una diferencia de montos. En la actualidad, la Ciudad recibe sólo el 24% de los fondos del juego y pretende cobrar el 100%. Lotería Nacional, en cambio, ofrece el 50%.

De firmarse el convenio, faltaría la aprobación por parte de la Legislatura. Según fuentes difundidas ayer en Radio Mitre, donde se anticipó la reanudación de las negociaciones, en la Legislatura ya estaría acordada su aprobación gracias a las gestiones de Diego Kravetz, del bloque kirchnerista. De acá a fin de año, existen sólo seis sesiones disponibles para tratar una ley que de una nueva regulación al juego, por lo que los plazos para el acuerdo no son tantos. Evaluarán Macri y los suyos las reacciones dentro de los legisladores del PRO.

"Al día de hoy no hay acuerdo. Pero insisto, lo que nosotros buscamos es la autonomía", insistió Macri a Clarín.

Comentá la nota