Macri tildó al Gobierno de "fascista" y presentará su propio proyecto

Macri tildó al Gobierno de "fascista" y presentará su propio proyecto
Difundirá una iniciativa de medios para discutir después del 10 de diciembre.
Al menos por un día, Mauricio Macri pareció dejar de lado su premisa de no mostrarse como un político confrontativo desde lo discursivo y les pidió a los senadores opositores que no convaliden a "este Gobierno fascista". El ataque del jefe de Gobierno a la Casa Rosada fue por partida doble. Después de la réplica verbal, en el PRO dieron paso a la acción: el diputado Federico Pinedo ya preparó un borrador con 160 artículos de un proyecto propio de radiodifusión, que va a oficializar en las próximas horas. La idea, dicen, es que se convierta en el disparador para tratar una nueva ley después del 10 de diciembre.

"Es un proyecto federal, despolitizado y democrático", anticipó Pinedo a Clarín. El conductor del bloque PRO en Diputados confió que el texto fue pensado para abordarlo cuando asuman los legisladores elegidos el 28 de junio, pero que lo harán público ahora "para que ayude en el debate en el Senado".

El proyecto se sustenta en dos pilares. Uno: el organismo que aplique la ley tiene que estar compuesto por concurso y el tribunal del concurso tiene que ser designado por los rectores de las universidades nacionales y por las academias de educación y periodismo. "Es necesario un organismo apolítico y neutral", señaló Pinedo.

Segundo punto: las provincias tendrán la facultad de decidir sobre los medios de prensa en su territorio, incluidas las señales de televisión por cable.

La movida del bloque macrista se dio en sintonía con la irrupción mediática de Macri en las jornadas "Liderazgo para jóvenes", que reunió a dirigentes e intelectuales de derecha, con los que se identifica el líder de PRO (Ver página 16).

"No convaliden este gobierno fascista que se lleva por delante a todo el mundo", señaló, poco después de posar para las fotos con el ex jefe del Gobierno español, José María Aznar y el escritor Alvaro Vargas Llosa. "Es el Gobierno más fascista que hemos tenido en años", evaluó. La asociación del kirchnerismo con el fascismo es una de las recurrentes críticas que efectúa la presidenta de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

Macri no tardó en poner la lupa sobre la Cámara de Senadores y dio la sensación de que encendía una luz amarilla sobre su rol: "Estamos todos los argentinos mirando lo que van a hacer los senadores. Esperemos que no nos defrauden y le pongan un freno a este avasallamiento de la libertad de expresión y el pluralismo".

Cuando se le advirtió que es probable que el vicepresidente Julio Cobos se pierda el debate (va a estar a cargo del país como consecuencia del viaje de Cristina Kirchner a Nueva York), Macri se mostró algo decepcionado: "No es lo mismo", dijo.

"Es importante que esté Cobos presidiendo el Senado y en caso de empate. También para administrar el reglamento", agregó. Macri y Cobos, pese a que podrían ser rivales en las elecciones a presidente de 2011, mantienen una buena relación y hasta se movieron en sociedad en algunos tramos del debate por la ley de medios. Los dos, junto con la UCR y varios referentes del PJ disidente, como Carlos Reutemann y Felipe Solá, se comprometieron en una reunión de la semana pasada a "revisar" la ley K cuando se renueve el Congreso.

Comentá la nota