Macri no tiene ningún apuro

Sus allegados afirman que tiene "ganas como de ser candidato a presidente", pero él niega por ahora que vaya a postularse. Su idea es ver cómo evoluciona el escenario político y eventualmente lanzarse el año próximo. La opción De Narváez.
Mauricio Macri no tiene pensado anunciar su candidatura a presidente hasta 2010. En su entorno, aseguran que tiene "ganas como nunca de ser candidato", pero él desmintió que vaya a lanzarse en lo inmediato. Fiel a su estilo, esperará al año próximo para ver si le conviene o no postularse. En PRO hay quienes empujan para que se presente, mientras que otros –como Gabriela Michetti– le recomiendan que se quede en la ciudad. La ex vicejefa considera viable una alianza con el vicepresidente Julio Cobos. Y no es la única: también evalúa esa posibilidad Francisco de Narváez, quien se ve a sí mismo como presidenciable, pese a que la Constitución se lo prohíbe. "No hay impedimentos para que sea presidente, pero mi prioridad es la provincia", aseguró el Colorado.

Como ocurrió en la previa al 2007, el líder de PRO esperará hasta último momento para lanzar su candidatura a presidente o bien para ir por un segundo mandato en la ciudad. Sin embargo, Macri debe dar algún indicio de que quiere competir en las nacionales para mantenerse en la pasarela de los presidenciables para el 2011 (sobre todo ante el peronismo disidente). Hace tres años lo consiguió diciendo "estoy listo para ser presidente", aunque luego se presentó para jefe de Gobierno.

Tras las versiones de que Macri ya había decidido que será candidato, el jefe de Gobierno negó que eso estuviera resuelto. "Aún no está lanzada la candidatura de Macri", aclaró también su jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, quien admitió que el gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba y su socio Santiago Nieto hicieron un focus group y están preparando una encuesta para medir la intención de voto de Macri. "Las encuestas dan muy bien, pero eso no precipita un lanzamiento", sostuvo Larreta. "No hay lanzamiento de ninguna candidatura. Sí tenemos un proyecto muy claro en la provincia de Buenos Aires que es De Narváez a gobernador", aseguró Jorge Macri, referente del PRO bonaerense.

Además de su predilección por encargar encuestas, el jefe de Gobierno tiene trabajando en propuestas para 2011 a un grupo de economistas, integrado por Rogelio Frigerio, Carlos Melconián y Federico Sturzzenegger.

Los programas que está ideando ese dream team del PRO los evalúan luego el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, y Rodríguez Larreta.

Si se lanza, Macri pretende traccionar al peronismo disidente, que hasta ahora se le muestra algo áspero. Eduardo Duhalde le hizo saber por varios canales que no piensa apoyarlo. Gerónimo "Momo" Venegas no se cansa de pedir un candidato del peronismo puro y duro. Felipe Solá ya protagonizó su virtual lanzamiento en Luján y sigue de reunión en reunión. En tanto –según aseguraron a Página/12 diversas fuentes de la mesa chica de Macri– el jefe de Gobierno no tiene pensado iniciar viajes por el interior del país. Sí lo seguirán haciendo José Torello, Federico Pinedo, Esteban Bullrich y otros dirigentes que trabajan en el armado para 2011.

Un sector del macrismo, sin embargo, desconfía de que Macri vaya a optar por pelear la silla presidencial. Algunos, entre los que se incluye Michetti, imaginan un plan B: buscar una alianza con Cobos y llevarlo como candidato a presidente de un frente opositor. El esquema cerraría con el líder de PRO repitiendo en la ciudad, De Narváez en la provincia y Solá de vice del dirigente radical. "Si Macri no se presenta, Cobos resume toda propuesta opositora", consideraba un dirigente macrista, preocupado por la fuga de votos.

De Narváez ya coqueteó con la idea de aliarse a Cobos, aunque hay quienes dicen que si Macri no se candidatea, él será quien enfrente al candidato kirchnerista en 2011. "Sobre todo si es Néstor", sostuvo un peronista PRO ante este diario. En ese caso, el dirigente de Unión-PRO deberá sortear el impedimento constitucional, dado que ni él ni sus padres nacieron en la Argentina.

Otra parte del macrismo intenta que Macri se defina por la candidatura a presidente. Entre ellos, se cuenta Rodríguez Larreta, quien está haciendo recorridas los fines de semana con el fin de instalarse como sucesor de Macri. En silencio tras el resultado en la Capital, Michetti es otra de las alternativas de PRO, aunque varios dirigentes ya piensan en una tercera opción. El peronista Diego Santilli es otro de los dirigentes que busca ese lugar, aunque otros lo proponen al secretario general Marcos Peña. "El candidato de Mauricio es Marcos. El problema es que él no quiere", aseguran en PRO. La falta de un candidato que le garantice la continuidad de la gestión PRO en la ciudad hasta ahora le juega en contra a Macri para ir por la presidencia. Quienes lo conocen, dicen que está más decidido que en 2007. Sin embargo, el jefe de Gobierno esperará. Seguirá meditando, al menos, hasta marzo. En enero hace mucho calor para lanzar candidaturas.

Comentá la nota