Macri teme por la crisis del PRO y pide que le reordenen el partido

Macri teme por la crisis del PRO y pide que le reordenen el partido
La Coalición Cívica denunciaría a Jorge Macri por irregularidades.
La ruptura de PRO en la provincia de Buenos Aires comienza a transformarse en un problema demasiado incómodo para Mauricio Macri. Hay varios asuntos de los que el jefe de Gobierno tendrá que ocuparse cuando regrese de la gira por Europa. El coqueteo de quienes ahora integran el PRO disidente con el sciolismo, la presión que ya ejerce Felipe Solá para poner fin a la crisis y la denuncia que prepara la Coalición Cívica por presuntos manejos irregulares en la intervenida obra social de la Ciudad. En la CC sospechan que Jorge Macri, el conductor bonaerense desplazado, tiene que ver con esos manejos.

En rigor, Macri no pudo esperar a que el avión aterrizara en Buenos Aires para abordar la situación. Desde Londres se comunicó con el nuevo jefe del distrito más grande del país, el ministro de Hacienda Néstor Grindetti, y le pidió que ordenara el partido. "La salida de Jorge generó mucho revuelo porque hay gente que vio fantasmas donde no los hay, aunque es cierto que Mauricio me pidió que trate de llevar tranquilidad a los compañeros", dijo Grindetti a Clarín.

El ministro tiene previsto formar una Mesa de Coordinación y darle mayor participación a los dirigentes para ampliar la conducción. Es una forma de enfrentar la crisis por la formación de un PRO disidente, anunciado ayer en conferencia de prensa por la senadora Viviana Arcidiácono y los dirigentes Carlos Fiorentino y Cristian Raff. En despachos importantes de la gobernación bonaerense dijeron que los macristas descontentos con la movida (hablan de "un golpe" interno) podrían negociar más temprano que tarde su pase al sciolismo.

Mientras circulan rumores de todo tipo relacionados con la salida de Jorge Macri, ex niño mimado de Macri, Felipe Solá -que integra el flamante frente con el macrismo y Francisco De Narváez-, pidió una reunión con el jefe de Gobierno. "Quiere que solucione este tema cuanto antes. Está muy preocupado", contaron en su entorno.

En la Coalición Cívica que conduce Elisa Carrió agitaron el fantasma de presuntos manejos irregulares en la Obra Social Ciudad de Buenos Aires (OBsBA), que rozarían al primo de Macri. El diputado Fernando Sánchez lo dijo con todas las letras: "Esta es una pelea por negocios familiares. Nosotros apoyamos la intervención de la obra social para terminar con la corrupción. Pero parece que siguen los desmanejos y eso es responsabilidad de Jorge Macri y Hernán Seoane, que eran los encargados de la salud en la Fundación Creer y Crecer de Macri".

Seoane, hombre de Jorge Macri y asesor en temas de salud durante la campaña electoral de PRO, es el director de Clínica del Sanatorio "Julio Méndez". Según el informe que prepara la Coalición, en ese sanatorio se produjeron decenas de compras y contrataciones directas. "Sorprende que, sólo en seguridad, se haya destinado una inversión directa de más de dos millones de pesos. Eso está prohibido por ley", aseguró Sánchez.

El presidente de PRO, José Torello, negó que la salida de Jorge Macri -quien se ha negado a hacer declaraciones- tenga que ver con OBsBA: "Es un disparate mayúsculo. No tiene relación. Jorge pidió licencia porque estaba cansado y con problemas de salud".

Comentá la nota