Macri se sube al triunfo de Piñera, que descolocó a los Kirchner

El jefe de gobierno porteño se ve reflejado en el presidente electo de Chile y vaticina "una alternancia" similar en la Argentina en 2011. Piñera es un político de centro-derecha que viene del sector privado y es la primera apuesta internacional de Macri. Antes de los comicios lo llamó para "desearle suerte". Las felicitaciones del gobierno a través del embajador en Chile.
El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se subió al triunfo de Sebastián Piñera en Chile y vaticinó "una alternancia" política similar en Argentina en las elecciones presidenciales de 2011.

El titular del PRO se ve reflejado en el mandatario electo de Chile. Piñera es un político de centro-derecha que viene del sector privado igual que él. El chileno es dueño de la línea aerea LAN e integrante de la lista Forbes de los más ricos del mundo.

Macri se mostró también esperanzado en que tras los resultados de elecciones presidenciales del 2011, los políticos argentinos puedan emular la foto del abrazo entre Piñera y su competidor, Eduardo Frei.

"Tengo fe que la segunda vuelta nos dé una foto como la de hoy, de un abrazo entre los dos candidatos, gane quien gane", subrayó Macri, que consideró que "el ciclo kirchnerista va a haber marcado un límite a la confrontación".

Al referirse a la victoria de Piñera, el jefe de gobierno porteño consideró que "va a ser algo muy importante para Chile y para la región" y argumentó que "había un desgaste de la Concertación" en el país trasandino por lo que "es buena la alternancia".

En sentido, sostuvo que, "en Argentina, viene la alternancia" y puntualizó que "también España va rumbo a un cambio de signo en el gobierno", al inclinarse por la posibilidad de que el Partido Popular regrese al Gobierno en el país europeo.

"Argentina, con el fin de los Kirchner, puede entrar en una época de aliados estratégicos afines a una Argentina que vuelva a ingresar en el mundo", opinó en declaraciones a radio Diez.

Consideró además que "Sebastián le puede dar (a Chile) un salto de modernidad y un espíritu emprendedor inédito en la historia".

"Y a nosotros nos conviene porque podemos tener dos aliados estratégicos, de un lado Chile y del otro lado Brasil, que traen un empuje de crecimiento que va a ser algo muy positivo", expresó.

Macri se metió de lleno en la pelea presidencial de 2011. Por un lado, bajó la orden de empezar a criticar duramente al gobierno nacional en todas las áreas y se enfocó princpalmente en la crisis del Banco Central, pero, por el otro, continúa con su estrategia de posicionarse mundialmente como el candidato de centro-derecha para el Poder Ejecutivo.

Con esa idea, marcó su apoyo a Piñera. Antes de los comicios lo llamó para "desearle suerte". Con el triunfo del abanderado de la Unión Democrática Independiente y de Renovación Nacional, Macri obtiene su primer aliado internacional.

El saludo oficial

El embajador en Chile, Ginés González García, afirmó que el Gobierno argentino saludó a Sebastián Piñera por el triunfo en las elecciones presidenciales del país trasandino, aunque no confirmó si Cristina Kirchner lo hizo personalmente por teléfono, tal como publica Crítica.

González García aseguró que la victoria del derechista "va a haber absoluta continuidad de la política de integración con Argentina". "La sensación que tengo yo es que la relación con Chile es estratégica, que tiene los matices que tiene cada gobierno, pero que de ninguna manera va a dejar de ser lo que ha sido después de los momentos duros que pasamos hace 25 años: todos los días sumar, todos los días integrar y todos los días hacer cosas juntos", aseguró el representante diplomático.

En declaraciones a Radio Continental, González García reveló que Piñera, luego de reunirse con Cristina Fernández de Kirchner en septiembre pasado, "dijo a nuestra presidenta en ese momento que en el caso de ser él electo, iba a haber absoluta continuidad de la política de integración con Argentina".

"Dijo que lo que no se pudiera hacer en el período actual, se iba a hacer cuando fuera presidente", prosiguió el embajador, que calificó esa reunión como "muy de construcción de futuro". Cuando se le preguntó por qué la Presidenta no llamó a Piñera para felicitarlo, González García respondió: "No me consta que no lo haya hecho. En el momento que iba a hablar estaba él dando el discurso, Piñera estaba en pleno festejo".

El diplomático agregó que él le transmitió al candidato ganador las felicitaciones de parte del gobierno argentino. "Me consta la intención absoluta y el conocimiento de Piñera de la búsqueda del contacto", indicó.

Comentá la nota