Macri, Solá y De Narváez: primer paso para pelearle al kirchnerismo

Macri, Solá y De Narváez: primer paso para pelearle al kirchnerismo
Presentaron la alianza que conformarán en la Provincia para la elección legislativa de octubre. Se comprometieron a trabajar juntos. Pero aún no pudieron resolver una cuestión pendiente de peso: quién encabezará las listas de candidatos
Hemos atado nuestra suerte en un destino común" dijo ayer Mauricio Macri, artífice de una audaz jugada política de cara a las elecciones legislativas de octubre --tal como anticipó Clarín el domingo-- que incluye a los peronistas disidentes Felipe Solá y Francisco De Narváez. En lo que es una alianza aún sin nombre propio, el líder del PRO y los dos justicialistas dieron comienzo formal al armado de una opción política que enfrente a las listas kirchneristas y a la posible sociedad entre la UCR, la Coalición Cívica y el cobismo.

Macri Solá y De Narváez conversaron 55 minutos a solas en un salón del Hotel Intercontiental, en Monsesrrat. A su término, ofrecieron una conferencia para anunciar el nacimiento de un frente común. "Hacen falta definiciones fuertes, propuestas creíbles y poder para llevarlas adelante", sintetizó Solá al comenzar la conferencia.

La condición de anfitrión de Macri le fue reconocida tanto en la reunión a solas como en la conferencia. El jefe de Gobierno se ubicó en ambas circunstancias entre Solá y De Narváez.

El encuentro a puertas cerradas fue breve y sin ningún tipo de acceso a la prensa. Apenas trascendieron anécdotas como que Macri bromeó por el mal momento que atraviesa River Plate (Solá y De Narváez son "millonarios") y que De Narváez comentó sobre las dotes de cantante del jefe de gobierno (ayer, en internet, apareció un video de Macri cantando una canción de Queen).

"Lo importante de la reunión no es solo la foto, sino que los tres asumieron el compromiso de unirse electoralmente, sin importar el cómo", evaluó Horacio Rodríguez Larreta, en diálogo con Clarín, horas después de la conferencia. Es sabido que el tema de las candidaturas quedó postergado por no haber aún consenso en la forma en que serán definidas. De Narváez quiere internas abiertas, mientras que Macri y Solá las ven impracticables. "Hemos decidido continuar juntos cualquiera sea el mecanismo (de designación de candidaturas)", dijo De Narváez.

Durante la conferencia, hubo opiniones sobre el ex presidente Eduardo Duhalde, otras alianzas, la Presidenta y la necesidad de "boleta única para evitar el fraude", según expresó Solá.

"Eduardo Duhalde fue Presidente en un momento muy difícil y con su presidencia desembocamos en cinco años de crecimiento. Pero hoy es tiempo de nuevos protagonistas", dijo Macri. De Narváez, a su vez, admitió que lo une "una relación de respeto" con su otrora líder político, pero aclaró que "en la conformación de este espacio no ha tenido injerencia". "Puede ser parte de la antigüedad si quiere ser candidato, pero es parte de la actualidad si es un ex presidente que quiere dar consejos. No negamos a Duhalde, pero no dependemos de él", concluyó Solá.

Del Gobierno criticaron la falta de políticas sociales y de seguridad, pero Solá hizo blanco en la Presidenta: "La mayor crítica ya pasó; es ella y su consulta nocturna. Nos basta por sí misma", dijo despertando risas en el salón.

Sobre la posibilidad de ampliar la alianza, Solá advirtió sobre el peligro de "la tentación sectaria" y dijo que están dispuestos a hablar con otros opositores aún cuando no compartan después la boleta.

Los tres adelantaron que podrían conformar un interbloque en Diputados (PRO, Celeste Blanca y Nuevo Peronismo) y que avanzarán en la conformación de equipos para diseñar las propuestas.

Al igual que la alianza ya anunciada de la UCR, la Coalición Cívica y el cobismo, el acuerdo del PRO con el peronismo opositor aún no tiene nombre. "Eso es secundario", dijo Macri. Solá, rápido, improvisó una sigla: "PRO Perón", dijo. De Narváez y Macri rieron.

Comentá la nota