Los Macri-Solá se casan y Duhalde es el padrino

De la mano de Carlos Brown, el operador F por excelencia, se va tejiendo el entramado político definitivo para las elecciones de este año. Para quién juegan Solá, De Narváez y los primos Macri
Eduardo Duhalde en persona se ha puesto al frente del armado opositor peronista en territorio bonaerense para coincidir en una única propuesta electoral en la elección legislativa de este año.

Para que no quedaran dudas sobre su pensamiento sobre la necesidad de unificar la personería electoral este año dispuso que el hasta la semana pasada armador político de Francisco De Narváez en la Provincia y presidente del Movimiento Productivo Argentino, Carlos Brown, sea el operador más importante de Felipe Solá en la Primera Sección Electoral.

[Brown, Carlos]

“Me lo pidió Duhalde y acepté. La verdad que hablé con Francisco al respecto y él lo entendió”, le dijo a 24CON el propio Brown, quien además adelantó que “tarde o temprano todo terminará cerrando”.

Hasta el momento, Solá había aceptado dialogar con Duhalde pero siempre pretendió no quedar encorsetado dentro de su esquema político, como decía que lo había hecho De Narváez, a quien públicamente apoyaba Hilda Chiche Duhalde y el ex jefe de gabinete duhaldista Alfredo Atanasof. La aparición del ex intendente de San Martín en el espacio felipista rompió, en parte, con esa lógica.

Por eso es que desde el sector que comanda el ex gobernador pretendan realizar a mediados de esta semana una reunión entre Horacio Alonso, Juan José Alvarez y Brown para establecer criterios en común en representación de los sectores de Solá y Mauricio Macri.

En la tercera sección, Solá también tiene desde hace meses otro soldado duhaldista como principal operador: el diputado provincial Osvaldo Mércuri y Macri al diputado matancero Julio Ledesma.

En cuanto al titular del MPA trabajó en las últimas internas del justicialismo de San Martín a favor de la postulación de Graciela Camaño, sobre quien también se especula que se pronto se pronunciará a favor de una postura opositora al oficialismo.

Días atrás se produjo un intercambio de opinión importante entre Duhalde y De Narvéz luego que el ex presidente le sugiriera al “colorado” diputado nacional un cierre definitivo con Solá donde el ex gobernador fuera en primer lugar en la lista de diputados nacionales.

“Después de todo el esfuerzo que hice, mi crecimiento, no solo no es justo, hasta parece ofensivo lo que me estás proponiendo”, dicen que le respondió De Narváez, el único que se animó a aparecer en cuanto acto público hubiera con todo lo que el mundo político conoce como “duhaldismo puro”.

Según la idea del ex hombre fuerte de la Provincia, Solá debía ser primero, De Narváez segundo y Jorge Macri, cuarto. Tercera iría una mujer propuesta por el diputado – empresario, quien por ahora prefiere mantenerse inflexible ante la oleada de presiones que está recibiendo para acordar.

En su entorno dicen estar siendo víctimas de “una operación de Clarín que lo banca a Felipe”, aunque una encuesta difundida esta semana desmiente tal posibilidad. En la misma, De Narváez duplicaría a Solá en la intención electoral y sólo perdería ante Néstor Kirchner.

Más allá de estos roces, el tandem Solá – Jorge Macri se juntará en Mar del Plata y al día siguiente tratarán de conseguir una preciada foto con Mauricio, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Habrá que ver qué hace De Narváez, quien por todos lados dice que con el único que dialogará de los Macri es con el porteño.

Duhalde también confía en la intermediación del alcalde, aunque lo desconfía porque nunca quiso reunirse con él. “El tendrá sus motivos… Yo no los sé”, dice lacónico. Lo que sí está en claro que confía en su poder de disuasión para llegar al acuerdo global, moviendo para eso todas las fichas que tiene a su alcance.

Comentá la nota