Macri: "Hoy me siento más cerca del peronismo"

Macri: "Hoy me siento más cerca del peronismo"
El jefe de gobierno ya se lanza a la carrera por la sucesión presidencial
Mauricio Macri escucha las palabras de la presidenta Cristina Kirchner y no puede evitar una mueca de incredulidad. El líder de Pro, artífice de la derrota de Néstor Kirchner en Buenos Aires en sociedad con Francisco de Narváez y Felipe Solá, esperaba otro gesto de ella, un reconocimiento más sincero de la derrota del oficialismo.

"Si ellos no interpretan el mensaje de las urnas, el país va a seguir perdiendo oportunidades. El desempleo y la inflación irán en aumento, mientras que las inversiones seguirán frenadas. Si continúa así, el kirchnerismo va a terminar perdiendo aún por más la elección presidencial", advirtió ayer el jefe de gobierno porteño en una entrevista con LA NACION.

Macri no lo admitirá, pero ya se comporta como un candidato presidencial. Ayer habló con algunos gobernadores; Mario das Neves (Chubut), José Luis Gioja (San Juan) y Jorge Capitanich (Chaco), del peronismo, como también con el vicepresidente Julio Cobos y el senador radical Ernesto Sanz. "Los felicité por el resultado en sus provincias y, de paso, hablamos de la necesidad de actuar con prudencia, para que el Gobierno corrija el rumbo. Viene una etapa de maximizar las coincidencias", sostiene.

Pero no todas son flores para Macri; los resultados en Capital no fueron los esperados y el Gobierno machacó ayer sobre eso. En efecto, la propia Presidenta recordó que hace dos años el líder de Pro había obtenido el 60 por ciento en las elecciones a jefe de gobierno, mientras que anteayer Gabriela Michetti cosechó la mitad, el 31 por ciento, para diputada nacional por Capital.

Macri no acepta las comparaciones a las que apela el Gobierno.

"La Presidenta quiere justificar lo injustificable, mezclando la elección ejecutiva de segunda vuelta con una legislativa de única vuelta; queriendo justificar la derrota de todo un aparato gigantesco contra nuestra fuerza joven. Son explicaciones muy rebuscadas, que lo único que hacen es alejarla de la gente común", asestó Macri.

-¿Qué reacción hubiera esperado de la Presidenta?

-La gente votó por el cambio; dijo basta al maltrato, a la prepotencia y a los intentos de dividir a los argentinos. La gente está cansada de recibir mensajes cargados de resentimiento. La gente pide un cambio, pero tanto ella como el ex presidente insisten en la "profundización del modelo".

-¿Cree que la Presidenta debería convocar a las fuerzas opositoras a dialogar?

-Ellos tienen que demostrar que son capaces de reciclarse; hoy no parecen dar esa señal.

-¿Esperaba una mejor elección de Michetti?

-Uno siempre quiere más, pero al unificarse las elecciones, no hubo espacio para discutir sobre la ciudad ni sobre propuestas. Sabíamos que estábamos complicados porque el nivel de conflicto que creó el kirchnerismo fue bestial. Eso nos generó mucha impotencia. Aun así, ganamos cómodamente en la Capital.

-¿Esperaba el batacazo en la provincia de Buenos Aires?

-Siempre fui un optimista. Francisco hizo un campañón, con el aporte de Felipe. Se demostró que una idea tiene más fuerza que todo un aparato político.

-¿Usted será candidato a presidente?

-Tengo un compromiso muy firme de todo este espacio que se ha generado de tener una propuesta que despierte esperanzas; una propuesta que venga del interior profundo hacia los puertos. La Argentina tiene su oportunidad de ingresar en una etapa de diálogo, de respeto, de menos peleas y más realizaciones concretas. Esa etapa comenzó hoy.

-¿Se lanzará, entonces, el binomio De Narváez gobernador- Macri presidente?

-Vamos a ir trabajando sin descuidar la gestión. La agenda de la ciudad tiene muchos desafíos; hemos hecho mucho en un año y medio, pero falta mucho más.

-¿Y qué papel tendrá Solá?

-Felipe aportó mucho para este espacio. Sería un muy buen presidente de la Cámara de Diputados.

-Pero algunos peronistas siguen resentidos por la desperonización de la campaña de Unión Pro.

-Yo siento que hemos avanzado mucho. Me siento más cerca del peronismo hoy que antes de empezar la campaña. Me siento cómodo.

Comentá la nota