MACRI SIENTE "FRUSTRACION" POR NO TENER DIALOGO CON LA PRESIDENTA KIRCHNER

El jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri, dijo hoy sentirse "frustrado" por no tener diálogo con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para elaborar políticas conjuntas para la Ciudad.
Por otra parte, negó que el PRO tenga una alianza con el vicepresidente Julio Cobos con miras a las elecciones próximas y además reiteró que "es imposible" un acuerdo con la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

Macri analizó, al hablar por Radio 10, que la sociedad "reclama una convivencia respetuosa y normal, en la cual el esfuerzo sea el de encontrar coincidencias y no marcar las diferencias".

Al respecto, apuntó: "Tengo una frustración, estoy hace un año (en el gobierno de la Ciudad) y no puedo ni hablar por teléfono", con la jefa de Estado, con quien sólo "entre rosas, pudimos inaugurar el Rosedal", agregó Macri.

El lunes último, Fernández de Kirchner y Macri estuvieron juntos en la reinauguración del tradicional paseo de Palermo, donde la Presidenta llamó "a trabajar con responsabilidad, con amor y con fe en el país, cada uno en el lugar que eligió o que la vida le puso con responsabilidad".

En otro orden, el jefe de la Ciudad aseguró que existe "una relación de respeto" con Cobos, con quien se ha reunido "cuatro veces".

Sin embargo, al ser consultado si hay una alianza con el vicepresidente para el año próximo, teniendo en cuenta los comicios legislativos, Macri respondió con un "no" rotundo.

Sobre Carrió, indicó que "es imposible" un acuerdo, porque la dirigenta de la oposición "siempre plantea las cosas en términos descalificatorios y poco constructivos".

"Me parece que no hace mucho bien ese sistema de descalificar al otro. Más allá de las denuncias que ella hace de comportamientos éticos de la política, en que estoy de acuerdo, pero está descalificando todo el tiempo y pronosticando el fin del mundo", cuestionó Macri.

En el aspecto económico, insistió que "de la mano de los alimentos se puede llevar a la Argentina a que sea una potencia mundial, vendiendo entre 200 y 300 millones de dólares, y generando trabajo para todo el mundo".

"Tenemos el territorio, buen clima y gente que sabe producir", subrayó Macri poniendo énfasis en aprovechar los sectores productivos del campo.

Luego, consideró que la Argentina tiene que "ser un país exportador, que se vincule con el mundo y respete las leyes".

Comentá la nota