Macri y el PD se sacaron la foto juntos y afianzan su relación

El líder de Pro estuvo en Mendoza y anunciaron que después del 28 de junio formarán un solo bloque en el Congreso.

Mauricio Macri cumplió y, después de un raid por varias ciudades de la Argentina, ayer estuvo en San Rafael y en Mendoza para dar su apoyo al Partido Demócrata con quien está aliado políticamente.

Omar De Marchi, candidato a diputado nacional y Juan Carlos Aguinaga, postulante a senador nacional, se sentaron junto al líder de Pro, se sacaron la foto y reafirmaron su intención de seguir trabajando en conjunto.

En la mesa principal también se sentó Gabriela Azzoni, candidata en segundo término a senadora nacional y Estela Catulo quien está debajo del nombre de De Marchi en la lista de diputados.

Los afiliados al partido se acercaron a la sede para saludar al nuevo referente nacional y no dudaron en aplaudirlo cuando el porteño se refirió duramente a los gastos de campaña por parte del oficialismo que "pagamos todos".

Las relaciones entre ambas agrupaciones han avanzado tanto que ayer anunciaron que formarán un único bloque en el Congreso de la Nación, después del 28 de junio. El objetivo es seguir afianzando una unión que comenzó hace tres años a modo de interbloque y que se consolidó formalmente y a modo de alianza electoral en abril, una vez que finalizaron las internas en el partido local.

"El PD nos aporta una larga trayectoria de dirigentes importantes y años de existencia que, al mismo tiempo, han tenido la apertura de mirar el mundo de manera diferente para adaptarse a lo que sucede hoy", apuntó el jefe de gobierno porteño. De ese modo, le devolvió el gesto a De Marchi quien, minutos antes, había mencionado que "Mauricio Macri será el próximo presidente de los argentinos".

Si a alguien le quedaban dudas respecto de la alianza política, el ex presidente de Boca -quien viene creciendo políticamente en el país- le dedicó un párrafo al sector opositor a De Marchi dentro de su mismo partido.

"Quienes en su momento criticaron a Omar (De Marchi) por haberse aliado con nosotros, ahora se arrepienten porque se están dando cuenta de que estamos construyendo algo importante", deslizó Macri al mismo tiempo que agregó que -por este motivo- está seguro de que el kirchnerismo perderá las elecciones y comenzará una nueva etapa en el país.

En este sentido, hizo una pequeña autocrítica del rol de la oposición pero rescató el nuevo camino que han comenzado a transitar desde la alianza que su agrupación realizó en Mendoza con el PD, en Buenos Aires con el justicialismo disidente representado por Francisco De Narváez y en otras provincias con otras fuerzas.

Del mismo modo, rescató la unión entre la Coalición Cívica y el radicalismo. Aquí, le dedicó un ácido párrafo a Elisa Carrió pero evitó confrontar con Julio Cobos, a quien dijo "conocer poco".

El creador de Pro insistió en las coincidencias que existen entre ambos partidos en la idea de darle prioridad a la salud y a la educación públicas. Aunque mostró desconocimiento con respecto a los problemas puntuales de Mendoza, aseguró que el proyecto de país que los moviliza debe comenzar desde el interior hacia la Capital Federal en lugar de realizar, como se acostumbra, el camino inverso.

El desarrollo de la minería como una actividad controlada y la puesta en valor de los modelos de Chile, Brasil y Uruguay fueron las referencias económicas en las que insistió Macri para diferenciarse del proyecto nacional actual.

Comentá la nota