Macri, la revancha: consiguió casi el doble de los fondos que buscaba

Ayudó que lanzaran un fondo de garantía que puede recomprar hasta el 10% de lo obtenido en caso de que los inversores necesiten liquidez y quieran vender el activo
La segunda fue la vencida para Mauricio Macri en su intento por obtener fondos en el mercado de capitales. Después de un poco auspicioso debut hace exactamente un mes, cuando sólo pudo recolectar un tercio de los $ 90 millones que licitaba, en esta oportunidad el resultado fue distinto. Ayer, la Ciudad de Buenos Aires subastó letras (Letes) por un monto de $ 50 millones. Pero debido a la sobreoferta del mercado, el gobierno porteño pudo hacerse de $ 98 millones, casi el doble de lo que inicialmente buscaba.

En esta oportunidad, y en medio de un mejor clima de los mercados financieros a nivel global, Macri sumó una zanahoria a los inversores. Creó un fondo de garantía para el instrumento: el 10% de lo obtenido en la licitación (o sea casi $ 10 millones) queda en este fondo. Si los inversores necesitan liquidez y quieren vender sus Letes, el Gobierno destina ese porcentaje para recomprar la letra. Las tasas que tuvo que convalidar la Ciudad fueron entre 200 y 300 puntos básicos por sobre las emisiones del Banco Central, lo cual no es un costo desorbitante.

“Como no era para dramatiza

r la ocasión anterior cuando se consiguió menos de lo que buscábamos, tampoco esta vez es para festejar demasiado. Fue un buen resultado, que demuestra que el mercado vio con mejores ojos esta emisión después de la experiencia pasada, que fue una prueba para todos”, explicaron fuentes de Hacienda porteña.

Lo concreto es que ayer se subastaron cuatro tipo de letras, todas inicialmente eran por $ 12,5 millones: a 41 días recolectaron $ 43,4 millones; a 90 días consiguieron $ 40 millones; a 181 días (Badlar+spread) se hicieron de $ 13,2 millones; y a 265 (Badlar+spread) sólo $ 1,5 millones.

Las emisiones de la Ciudad tiene la calificación de triple A por parte de la agencia Standard & Poor’s, y el programa anual que lanzó el gobierno porteño es por un total de $ 800 millones. La decisión se tomó después de que se cayera el año pasado el bono que pensaba emitir Macri por u$s 500 millones y que iba a ser financiado por las desaparecidas AFJP. Sabiendo que es casi imposible conseguir fondos de la ANSeS, la Ciudad seguirá buscando fondeo entre inversores privados.

Comentá la nota