Macri quiere cobrar patente a porteños con autos radicados en las provincias

Avanza un proyecto para que paguen patentes a la ciudad todos los autos de los que trabajan o tienen una cochera en Buenos Aires, aunque los radiquen en provincias
El gobierno de Mauricio Macri cobrará la patente automotor a los automóviles de alta gama radicados en las provincias, si sus dueños viven o trabajan en la ciudad de Buenos Aires o tienen una cochera en el territorio. Lo que se pague en esas jurisdicciones se tomará como pago a cuenta del impuesto porteño.

La iniciativa busca acabar con una modalidad frecuente de fraude fiscal con estos vehículos, que consiste en radicarlos en provincias de bajo costo fiscal, a pesar de que sus dueños viven en Buenos Aires o toda la utilización habitual del auto se da en la ciudad, explicaron voceros del presidente de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, Alvaro González.

Por los niveles de patente, no afectaría a los bonaerenses que ya pagan impuestos más altos.

El proyecto que forma parte de las modificaciones al Código Fiscal que Macri envió a la Legislatura junto con el Presupuesto 2010, dice que, sin perjuicio de la radicación de un vehículo en una provincia, se presume que se encuentra radicado en la ciudad y debe pagar patente en la misma, en los siguientes casos:

n El vehículo está registrado en una provincia por supuesta guarda habitual, pero el dueño tiene domicilio real o fiscal en la ciudad de Buenos Aires.

n El auto esté registrado en las provincia por el domicilio del dueño, pero tenga un espacio de guarda habitual (cochera) o estacionamiento en la ciudad.

n Si el dueño desarrolla sus actividades en territorio porteño.

n En caso de que sea recibida en un domicilio de la ciudad cualquier tipo de documentación habilitante para la circulación del vehículo.

El pago de la patente en una provincia, añade el proyecto, será considerado como pago a cuenta de la suma que deba abonar en la ciudad.

El ejemplo que pusieron los voceros es el de la provincia de Santiago del Estero, donde los autos no están valuados por modelos sino por "kilos". Así un Alfa Romeo de menos de 1.300 kg paga una patente de $ 517,81 y un Audi de menos de $ 1.150 kg paga $ 478.

Traducidos a modelos 2008 en la ciudad de Buenos Aires, esto es desde un Alfa Romeo 156, que paga $ 1.729 hasta un Alfa Romeo Coupé Brera, que abona $ 4.848. Asimismo, un Audi A4 18 Turbo, que paga $ 3.490 y un Audi deportivo de dos asientos (TT Quattro Roadster), cuya patente es de $ 5.914. Una de los impuestos más caros en la ciudad para modelos 2008 es el del BMW X5 3.0 I Premium (Executive), de $ 7.528.

En cambio, en la provincia de Buenos Aires, los autos de alta gama más nuevos pagan más. En tal sentido, el pago anual bonificado si es buen contribuyente para un Nisssan X-Trail X 2.5 6MT (2008) es de $ 3.466; para un Mini Cooper S 3P (2008), de $ 3.826; para un Porsche Cayenne Turbo TT (2004), de $ 9.496; para un BMW X5 3.0 D TT (2008), de $ 10.216; para un Audi S5 4.2 Quattro (2009), de $ 11.016, y para un Hummer H2 TT (2006), de $ 8.141.

Comentá la nota