Macri quiere que la ANSeS le preste $1.500 millones a la Ciudad

Macri quiere que la ANSeS le preste $1.500 millones a la Ciudad
En el arranque de un año electoral en el que el Gobierno y la oposición se alistan para tirarse con todo, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, aspira a que la ANSeS le preste 1.500 millones de pesos a la ciudad de Buenos Aires. Las negociaciones están en manos del ministro de Hacienda Néstor Grindetti, quien ya solicitó audiencia, por ahora dicen que sin suerte, con el jefe de la ANSeS, Amado Boudou, para formalizar el pedido de fondos. "Llamamos por teléfono dos veces y enviamos una nota formal, pero todavía no tuvimos respuesta" dijo el ministro Grindetti en declaraciones radiales.
La lectura de Macri es simple: ya que la ANSeS se hizo de los fondos que hasta noviembre administraban las AFJP, ese organismo debe tomar la posta y aportar la plata que estaban dispuestas a poner las administradoras privadas.

Al menos esa es la versión del macrismo. Enfrente, dicen otra cosa. "No tengo noticias de que Grindetti o alguno de sus funcionarios haya querido hablar conmigo" se atajó Amado Boudou, el titular de la ANSeS, ante la consulta de este diario. "Estamos dispuestos a hablar con todos, pero no vamos a discutir operaciones crediticias a través de los medios".

Tal vez esta sea una muestra más de la indisimulable aspereza que tiñe la relación entre macristas y kirchneristas. Tal vez, apenas un malentendido.

Lo concreto es que, en septiembre, el Gobierno Nacional le frenó a la Ciudad la emisión de un bono por 500 millones de dólares que había sido diseñado para ser colocado entre las AFJP.

A fines de ese mes, dado que la Secretaría de Hacienda no le había dado el "visado" a la operación, Macri presentó un amparo ante la Justicia, que no prosperó. "Era un trámite que debía resolverse en 48 horas y en seis meses no tuvimos novedades" decían por entonces los macristas.

La crisis financiera global disparó los costos de la operación y finalmente la desaparición de las AFJP terminó de sepultar el bono que nunca llegó a ver la luz.

Macri quiere ahora acudir a la ANSeS para conseguir financiamiento con destino cierto: mejorar la infraestructura escolar, hospitalaria y la que previene las inundaciones. Es decir, que los fondos no irían a pagar las obras de ampliación de la red de subterráneos, un proyecto que Macri se encargó de congelar hasta nuevo aviso.

"La Ciudad tiene mejor calificación de riesgo crediticio que el Gobierno Nacional, así que si la ANSeS quiere hacer negocios rentables y seguros debería prestarnos la plata" argumentó ayer en elfin de semana Grindetti. Si no lo hace, en realidad no estará castigando al macrismo o a la oposición, sino a los vecinos de Buenos Aires".

Ante ese sutil ataque, en el Gobierno señalaron que estarían dispuestos a analizar la situación precisamente para no cargarle a los porteños un negocio ruinoso.

Ahora, todos los que necesitan plata tienen que tocar el timbre de la ANSes.

La duda es si el kirchnerismo le abrirá la puerta a Macri.

Comentá la nota