Macri pide más dinero para sueldos

Solicitó a la Legislatura reducir el gasto previsto en obras para poder pagar la última cuota de la suba salarial otorgada a empleados
El gobierno porteño pidió permiso a la Legislatura para reasignar partidas en el presupuesto vigente por 488.793.639 millones de pesos para poder afrontar el último pago del aumento de salarios escalonado acordado con los gremios municipal, médico y docente, que se abonará con los sueldos del mes próximo. Con ese objetivo, propuso a los legisladores relegar algunas obras previstas, que -según fuentes oficiales- no incluirán trabajos en las áreas de educación y salud.

El listado todavía no ha sido definido ya que, entre otras cuestiones, deberá ser negociado con la oposición parlamentaria, dijeron fuentes oficiales a LA NACION.

La planilla enviada por el Poder Ejecutivo a Perú 130, junto con el respectivo proyecto de ley, prevé reducir obras en la Jefatura de Gobierno por $ 102.702.380; en el Ministerio de Desarrollo Urbano por $ 204.262.754; en el de Cultura por $ 2.621.537 y en el Ministerio de Desarrollo Económico por $ 1.417.370, sin más precisiones. Además, contempla una serie de recortes en bienes de uso.

Según indicó el diputado macrista Alvaro Gonzaléz, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, que discutirá el borrador, la única confirmación es que habrá reducción en el número de las viviendas que el gobierno porteño construye -a través del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC)- con fondos transferidos por el Estado nacional. Estos fondos, sostienen en el oficialismo, no llegaron y, por lo tanto, la partida adjudicada no tiene un respaldo material para ser aplicada.

Se trata de $ 87 millones de los $ 102.702.380 que se quitarán a la Jefatura de Gobierno.

"Como el gobierno nacional no nos envío el dinero, la partida pautada con ese fin la reasignamos al inciso 1 del presupuesto, sobre salarios. Esto nos permite gastar el monto en pagos de sueldos; si no, no lo podemos hacer", explicó González a LA NACION.

Como, de todos modos, falta la transferencia del gobierno nacional, la administración porteña cubrirá la inversión con excedente de la recaudación. "Los recursos los tenemos, pero estaba previsto gastarlos en determinados rubros y ahora necesitamos reorientarlos para abonar sueldos. El presupuesto impone un límite máximo de gasto y cómo distribuirlo. La Legislatura debe aprobar cada modificación", agregó el diputado.

Resulta curioso que las autoridades de la Capital hayan elegido recortar la inversión en viviendas, cuando hace una semana el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, afirmó que uno de los ejes de la gestión para los próximos meses será el desarrollo social, que también incluye, entre otras políticas, la solución a problemas habitacionales.

Las cifras

El presupuesto para este año, aprobado en diciembre de 2008 por la Legislatura porteña, contemplaba algo más de 700 millones de pesos de aumento de salarios para los empleados públicos. Sin embargo, por los ajustes acordados en abril de 2009 con los sindicatos municipal, docente y médico, el monto se elevó a $ 1200 millones, explicaron voceros del Ministerio de Hacienda.

Fuentes legislativas señalaron que es habitual subestimar en los cálculos de presupuesto las partidas destinadas a sueldos, ya que los gremios "siempre piden más de lo previsto".

En abril pasado, el gobierno porteño acordó con los gremios municipales un incremento salarial del 19,5 por ciento, que comenzó a cobrarse en mayo y fue retroactivo a marzo.

Entonces, se firmó un acta de acuerdo para escalonar la actualización salarial: un 10 por ciento se pagó de inmediato, otro 7 por ciento fue abonado con el sueldo de agosto y el 2,5 por ciento debe cancelarse con el sueldo de octubre, los primeros días de noviembre próximo. Para poder concretar este último pago, el Poder Ejecutivo necesita tener autorizada la reclamada reasignación de partidas.

Pese a las promesas electorales de Mauricio Macri y de los ajustes encarados desde que asumió la conducción de la ciudad, el gasto en la planta de personal todavía significa para la Capital el 50% de sus egresos.

Del gasto total para 2009, estimado en 16.775 millones de pesos, lo destinado a sueldos de los empleados estaba previsto que fueran $ 7727 millones (46,06%) pero, con la ampliación de 488.793.639 millones de pesos solicitada esta semana a la Legislatura, lo destinado a salarios significa el 48,9 por ciento.

Claves

* Son $ 488.793.639 los que necesita el gobierno porteño para pagar la última cuota del aumento salarial a los empleados, con el sueldo de octubre.

* Con $ 204.262.754 de recorte en obras, el Ministerio de Desarrollo Urbano resulta el más afectado por la reasignación de partidas solicitada.

* Le sigue con $ 102.702.380 de recorte solicitado la Jefatura de Gobierno porteña. De ese total, $ 87 millones corresponden a casas del Plan Federal de Viviendas.

* Suman 16.775 millones de pesos las partidas de gasto total aprobado en el presupuesto para 2009. De ese total, se destinarán al pago de sueldos $ 8215 millones, cuando la Legislatura apruebe la reasignación solicitada. El pago de sueldos significa casi el 50 por ciento del gasto del gobierno porteño.

Comentá la nota