Macri: "No sé qué país ve Cobos si lo sedujo el matrimonio K"

Buscando meterse de lleno en la carrera presidencial, salió a cuestionar al vice.
Cruzó la General Paz y pasado el mediodía llegó a la Costa Atlántica, donde lo que no falta es público. La idea de nacionalizar su eventual candidatura y, ahora que la gestión en la Ciudad le da cierto respiro, apuntalar los niveles de su imagen (positiva hasta que se destapó el escándalo del espionaje), Mauricio Macri la puso a rodar ayer en Mar del Plata. Almorzó con dirigentes de su sector, jugó un picado en las arenas de Punta Mogotes y de lleno, ya no con el perfil mesurado con que se mostraba, cuestionó el rol del Gobierno en la crisis del Banco Central y volvió a apuntarle a Julio Cobos, con quien parece pretender polarizar la pelea de cara al 2011. Dice Macri que no entiende "qué visión de país tiene el vicepresidente si lo sedujo el matrimonio presidencial".

Al mendocino le reconoce "el aporte positivo para tratar de moderar el atropello kirchnerista", e insiste en la embestida: "Pero todo nace de una incógnita: ¿Por qué Cobos se fue con ellos?".

Macri no explicará en el encuentro que mantuvo con Clarín ni plan ni estrategia concreta, ni que el hecho de haber salido con los tapones de punta contra los Kirchner radique en sus apetencias presidenciales. "Tiene más que ver con el hartazgo que sentimos todos los argentinos por el atropello kirchnerista, que lamentablemente combina características muy peligrosas, ignorancia, tozudez e incapacidad de decisión para generar una situación explosiva", y con "su responsabilidad como gobernador: lamento que en este episodio -el del BCRA- haya habido silencio absoluto de los demás gobernadores".

El jefe de Gobierno porteño mantuvo un distendido almuerzo en el Hotel Sasso, donde lo agasajó el dirigente gastronómico y diputado nacional Dante Camaño. A la mesa se sentaron los dirigentes locales del PRO. "Nada para destacar. Un encuentro distendido, luego un partido de fútbol, lo que hace siempre, cada año", apenas amplio uno de sus voceros.

Horas después de que el vicepresidente Julio Cobos mencionara que le gustaría medirse con el ex presidente en las próximas elecciones, Macri sostuvo que ese sería "el sueño del pibe", porque "cualquiera que vaya a una segunda vuelta con Kirchner ya ganó, nadie puede perder. Eso es lo que quise decir cuando hablé del sueño del pibe".

¿Pero usted será candidato a presidente en 2011?

Trabajamos en una propuesta, el Pro estará presente, pero hay tiempo para las candidaturas.

Su socio político, el diputado Francisco De Narváez, también se apuntó en la nómina de los presidenciables, lo que parece una contradicción. "El tiene que focalizarse en mantener una coherencia y terminar de convencer al electorado que está capacitado para gobernar una provincia que lamentablemente se transformó en el Talón de Aquiles de la política argentina por el nivel de conflictos que tiene", opinó. Y agregó: "Entiendo que la ley no le permite ser candidato presidencial", porque nació en Colombia.

A la noche, Macri fue a ver Boca-Estudiantes al mundialista, y hoy estará en un Pinamar atiborrado de turistas, continuando su excursión por la costa. Vislumbra una campaña "en la que el kirchnerismo, que está terminado y ni siquiera tendrá protagonismo en la campaña, querrá sostener este nivel de agresividad" y que en los casi dos años que restan hasta las elecciones habrá problemas de infraestructura, laborales, falta de aliados estratégicos y problemas de seguridad alarmantes.

"No será un camino de rosas", auguró.

Comentá la nota