Macri pagará la deuda para resolver el conflicto por la Policía Federal

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, recibió en la Casa de Gobierno a su par porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y al ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, con quienes acordó un cronograma de pago para saldar la deuda que la Ciudad mantiene con la Policía Federal, por alrededor de 40 millones de pesos.
El encuentro se desarrolló tras el conflicto desatado entre ambas administraciones por la decisión de la Policía Federal de reducir sus servicios adicionales en 223 objetivos a causa de una millonaria deuda que el gobierno de Mauricio Macri mantiene con esa fuerza.

Según fuentes de la Casa Rosada, los funcionarios macristas le comunicaron a Fernández que la Ciudad abonará la deuda con la Policía Federal, y si bien primero trascendió que se pagarán 20 millones de pesos la próxima semana y otros 20 a fin de mes, finalmente no se informaron los destalles de cómo se saldará.

Durante el cónclave -al que no se permitió el ingreso de fotógrafos- también los funcionarios de ambas gestiones comenzaron las gestiones para coordinar el funcionamiento de la flamante Policía Metropolitana y su coexistencia con la Federal, a fin de evitar que ambas fuerzas se superpongan en sus tareas.

A la salida del encuentro, Montenegro calificó de "positiva" a la reunión y negó que se haya abordado el tema que viene enfrentando a los dos administraciones por el supuesto espionaje del funcionario porteño Ciro James.

Durante la reunión también se acordó revisar el tema de los servicios adicionales que presta la Policía Federal, ya que la Ciudad le enviará un listado al Ministerio de Justicia nacional para definir con cuáles se queda y cuáles da de baja para reemplazarlos con agentes de seguridad privada.

En ese sentido, se informó que se verificará cuántos efectivos realizan ese servicio, cuánto cobran y en qué puntos de la ciudad se desempeñan.

Debido a esta situación, Macri envió durante la jornada una carta al jefe de Gabinete de la Nación para solicitarle una reunión.

Por otra parte, se confirmó que los ministros nacional y porteño de Justicia y Seguridad, Julio Alak, y Montenegro, respectivamente, se reunirán este martes para seguir ultimando los detalles de como operarán las dos fuerzas una vez que la Policía Metroplitana comience a dar servicio, algo que se espera sea a fin de año.

Más temprano, el Gobierno porteño había expresado su voluntad de "regularizar" la situación con el Estado nacional, para que la Policía Federal retome los adicionales.

Así lo afirmó el propio Rodríguez Larreta, que de todos modos agregó que los policías federales eran reemplazados por efectivos de seguridad privada en donde se necesitaba reforzar la seguridad por falta de personal.

En declaraciones radiales, el jefe de ministros destacó que "hay un pago previsto para esta semana", lo que permitiría a los agentes retomar la custodia de 40 sitios públicos de la ciudad, desde ayer vigilados por agentes porteños y de empresas privadas.

No obstante, Rodríguez Larreta negó que la cadena de pagos se haya cortado, y remarcó que "ellos saben que había previsto un pago para esta semana".

"Los plazos de pago son los habituales, no cambió nada. Nuestra voluntad es poder recuperar la presencia de ellos, y después fortalecerla con la (Policía) Metropolitana", indicó.

La Policía Federal, en tanto, divulgó un comunicado en el que fustigó al Gobierno comunal.

La Fuerza señaló que en gestiones anteriores, las autoridades porteñas "se interesaban por la seguridad de los habitantes, adquiriendo patrulleros y equipo para mejorar el servicio y también se pagaba el servicio de Policía adicional acorde a lo pautado".

Fuentes de la Jefatura de Gabinete aclararon a Ambito.com que los puestos que no se están cubriendo corresponden al servicio "adicionales" en la vigilancia de edificios porteños. "No es correcto, como se dijo, que dejamos sin protección a la terminal de Retiro", dijo una alta fuente de la Jefatura.

Comentá la nota