Macri mide su imagen para postularse a la Presidencia en 2011 sin el peronismo

Miradas. Estuvo esta semana en la Rural. Al mismo tiempo le llegaron las encuestas que encargó. Hubo carteles con su candidatura.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, encargó un sondeo para medir su imagen en el ámbito nacional, de cara a las presidenciales de 2011. La encuesta, que obtuvo PERFIL en exclusiva, y fue realizada por Julio Aurelio (el encuestador habitual de PRO), arroja un escenario de virtual empate entre el líder de PRO y el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos.

En efecto, los números que encargó PRO le otorgan un 55 por ciento de imagen positiva a Cobos, y un 54 por ciento a Macri, que si bien aparece un punto por debajo del líder de CONFE, tiene menos imagen negativa.

Siguen, más abajo, según la encuesta de PRO, el senador reelecto por Santa Fe, Carlos Reutemann, y el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien exhibe el impacto tras la derrota del oficialismo en las urnas, el 28 de junio último.

Un asesor de PRO confió a PERFIL que lo están midiendo "a Macri solo", desvinculado del peronismo, e inclusive de su propia fuerza: "PRO no existe, es Macri solo", se sinceró el asesor. De hecho, el plan de Macri es seguir creciendo solo, con la bandera de PRO, construir una fuerza nacional a través de acuerdos locales, y esperar a ver qué hará el peronismo.

Es que si el peronismo no llegase a tener un candidato propio, entonces Macri buscaría pactar con el peronismo, y valerse de esa estructura para derrotar a Cobos. Ahora si el peronismo consigue, en efecto, afianzar un candidato propio, las posibilidades de Macri se desdibujan, porque se le haría muy difícil ganarle a Cobos y al postulante del PJ solo con la estructura nacional de PRO. Si este escenario se concreta, y no hay acuerdo entre PRO y el peronismo, entonces el jefe del Gobierno porteño iría por la reelección en la Ciudad, y esperaría cuatro años más para postularse a la Presidencia.

Para el asesor del líder de PRO Jaime Durán Barba, Macri debería seguir mostrándose como "una alternativa" a la "vieja política". "El problema es que el peronismo está muy revuelto e impredecible", analizó. Y profundizó: "El Lole (Reutemann) podría terminar pactando con Scioli; y Néstor Kirchner, que es un hombre inteligente, todavía tiene mucho por hacer".

Respecto a las aspiraciones presidenciales del líder de PRO, el jefe de bloque de PRO en Diputados, Federico Pinedo, confirmó que Macri está trabajando para ser presidente en 2011, y que el país necesita un cambio importante para esa fecha, que "no se puede" postergar más.

En este sentido, y pese a que dentro del propio macrismo hay quienes creen que Macri debería ir por una reelección antes de postularse a presidente, Pinedo afirmó (parafraseando al ex presidente Juan Domingo Perón) que "primero está la patria, después el movimiento, y después los hombres", dando a entender que más allá de lo que arrojen las encuestas, Macri debería ser candidato a presidente, porque "el país necesita una transformación" urgente.

Durán Barba afirmó que la última elección "derribó algunos mitos", como que el peronismo "es imbatible" en la provincia de Buenos Aires. "Sólo el 30 por ciento de los bonaerenses se define como peronista, y de ese porcentaje, el 80 por ciento dice ser kirchnerista", indicó Durán Barba. Y añadió: "El peronismo es un movimiento en baja, ya no hay muchos jóvenes que se identifiquen con el peronismo; por eso De Narváez tuvo tantos votos entre los jóvenes".

Durán Barba adelantó que la estrategia de PRO va a ser lograr acuerdos provinciales, y que ya están haciendo estudios sociológicos para saber cuáles son las necesidades. "Hay regiones de la Argentina que se parecen más a Centroamérica que a Buenos Aires", graficó el asesor de Macri.

Comentá la nota