Macri lanza construcción de su academia de policías

Por: Patricia García

Con la creación por ley de la policía porteña, Mauricio Macri destinará $ 200 millones, el año próximo, para empezar a organizar ese sistema de seguridad local.

Para este año ya tiene asignados $ 60 millones que se volcarán -a partir de la semana que viene- a la construcción del instituto de formación de los agentes, que junto con la creación de la Policía, conformó el paquete de leyes de seguridad que los legisladores sancionaron ayer a la madrugada.

Sin embargo, la puesta en funcionamiento de la policía porteña llevará años y recién a fines del próximo Macri podría ofrecer una muestra de esa organización, mientras que por ahora la ley sancionada, la construcción de un instituto y la asignación presupuestaria parecen dirigirse también a presionar al gobierno nacional para que finalmente traspase la parte de la Federal que tiene competencias en la Ciudad.

Ese traspaso le significaría a la administración de Cristina de Kirchner unos $ 500 millones, según reprochó en la sesión legislativa el titular del bloque de la Coalición Cívica, Enrique Olivera. Justamente, ese ex jefe de Gobierno y el otro que ocupa una banca, Aníbal Ibarra, votaron en contra del proyecto e insisten en que un avance en solucionar los temas de seguridad de los porteños consistiría en la transferencia y no en la superposición de funciones que tendrían las dos fuerzas; es decir, la local por crearse y la Federal, que actúa en el distrito.

Por ahora, Macri tiene una partida de $ 200 millones para la nueva Policía Metropolitana en el Presupuesto de 2009, proyecto que aún no se trata en la Legislatura y que puede sufrir modificaciones.

Formación

Ese dinero está a disposición de la formación de unos 600 agentes, a lo que se sumarán los llamados mandos intermedios que necesitan menor tiempo de capacitación. Con ese proyecto en un año, la policía porteña tendría unos 1.000 agentes, los primeros de una fuerza que, según los planes del ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, contaría -cuando esté totalmente integrada- con unos 12.000. Para consuelo de los equipos del ex juez, la policía de Cataluña, un modelo que ha tomado -entre otros- la ley de la Ciudad que creó la fuerza local, demandó más de una década para poner en funcionamiento a unos 24.000 agentes.

Montenegro ya abrió el proceso licitatorio para la construcción del instituto de formación policial. La semana pasada calificaron tres empresas para realizar ese emprendimiento, y el próximo 6 de noviembre se abrirán los sobres con las ofertas económicas. Las empresas que calificaron por sus antecedentes son la UTe, conformada por Conorviad y Criba Sa, Brincons SA y Riva SA. El presupuesto para la obra es de $ 60 millones aproximadamente.

El instituto se levantará en el predio del Club Español, en el Bajo Flores, barrio del sudoeste porteño. Pertenece a la Ciudad de Buenos Aires y lo administra la Corporación Sur, que le ha dado al club un comodato para el uso de las instalaciones. Sólo una parte del lugar estará destinada al instituto policial, con una capacidad aproximada de 600 plazas. La construcción demandará aproximadamente un año; por eso Macri podría mostrar un cuerpo de 1.000 agentes recién hacia fines de 2009, o unos meses más según lo vaya marcando la concreción del proyecto y los avatares de la economía.

Al mismo tiempo, también por una ley que sancionó en el amanecer de ayer la Legislatura, se pondrá en marcha la Policía Judicial, que auxiliará a los tribunales porteños y funcionará como una manera de liberar agentes de la Federal de esa actividad.

Para implementar la Policía Metropolitana, el macrismo ha contado sólo con la ayuda de los kirchneristas. El resto de los bloques se opone al diseño que le ha dado la norma, porque considera que finalmente esos agentes sólo podrían ocuparse de temas contravencionales y la inversión; así, estaría destinada a formar una suerte de guardia urbana armada cuyo efecto para la mayor seguridad de los porteños está en duda. Es lo que sostienen Olivera y la Coalición Cívica, tanto como la bancada de Aníbal Ibarra, o el bloque independiente de Martín Hourest y Liliana Parada, entre otros. Fueron 13 los votos en contra de la ley, contra los 42 que reunió el macrismo con los kirchneristas, mientras que hubo ausentes en el recinto. El kirchnerismo, que venía reclamando por la policía local, logró algunas modificaciones en el proyecto, como que la fuerza no se maneje en forma autárquica.

Para Macri, contar con el cuerpo de seguridad será una de las apuestas consistentes de su gestión que ya viene malograda por dificultades propias y de financiamiento.

Comentá la nota