"Macri y Kirchner pueden discutir, pero acuerdan en los temas que les son cómodos".

Serie de entrevistas multimedia en la Redacción de Clarín con los candidatos al Congreso Nacional.
Aníbal Ibarra dice que prefiere "una entrevista audiovisual" a una "en papel". Y se explaya: "En la entrevista en papel, de 10 te ponen 3. En la audiovisual, de 10 sale 8. La de papel además tiene el título, mucha gente lee solamente el título, la bajada y nada más". Es curioso: fue precisamente a partir de un desliz suyo en una nota audiovisual que su rating electoral se vino en picada, según coinciden las encuestas.

¿Esta es su campaña más dura?

No, tal vez la de 2007 haya sido la más dura. Yo venía de ser destituido, era la primera elección y yo necesitaba esa elección en términos políticos y personales.

¿Pensó en abandonar la política?

No, pero si sacaba un 0,4%...

Los 250 mil votos (casi un 15%) que en 2007 lo hicieron legislador porteño recibieron una lectura positiva, aun cuando había quedado lejos del 44% del PRO. En la presente campaña, las mediciones le auguran la mitad de los votos. "Las encuestas (verdaderas) van a aparecer a una semana de las elecciones", se defendió Ibarra, en la charla que mantuvo con un grupo de periodistas de Clarín.

Ibarra, primero de la lista a diputados nacionales de Diálogo por Buenos Aires, parece disputar el electorado de Pino Solanas y hasta una porción del de Carlos Heller.

¿Por qué usted sí y no Solanas?

Yo cuando hablo tengo dos gestiones atrás. Nosotros sostuvimos la educación pública durante la crisis del 2002. No hablar desde una posición de gobierno siempre es más fácil.

Ibarra contó que el diputado Miguel Bonasso (su jefe de campaña) se sentó personalmente a conversar con Solanas. Que él mismo (Ibarra) puso a disposición la candidatura para llegar a un acuerdo. "Pero fue una decisión de Solanas de no juntarse con nadie, de ir él solo", agregó ibarra. También contó que, sin éxito, "se buscó al Partido Socialista". Hasta conversó con Carlos Heller.

Sigue Ibarra: "Heller dijo 'está bien, pero vamos todos bajo el Gobierno', y así termina donde nosotros no queríamos terminar: bancando las candidaturas testimoniales, apoyado por Moyano y por Moreno. El ex jefe de Gobierno es otro más de los desencantados con Néstor Kirchner y la transversalidad: "El Kirchner que rompe con la mayoría de la Corte y pone a juristas como Zaffaroni o Argibay no es el mismo que usa al poder judicial en una campaña. Kirchner defendiendo la transversalidad es uno, y el que se rodea de los barones del Conurbano, es otro".

Según el ex jefe de Gobierno, "Macri y Kirchner pueden discutir mucho pero terminan de acuerdo en terrenos que les resultan cómodos. Se pusieron de acuerdo respecto al juego en la Ciudad, que después, frente a la oposición de la sociedad, Macri tuvo que regular.

¿Durante su gestión Cristoba López (concesionario del juego en el hipódromo) no estaba ya?

No, de antes. Nosotros le pusimos un corset. Lo que hizo Macri con Kirchner fue romperlo.

¿Kirchner hizo lobby?

-La primera diferencia con Kirchner fue cuando quiso que yo defienda la ampliación del juego en la Ciudad. Era un acuerdo para darle toda la estructura legal a Cristóbal López.

¿Qué argumentos le dieron?

-Que tenían que invertir. ¿En qué? ¿En maquinitas tragamonedas que dan 300 dólares diarios de ganancias? El hipódromo tiene 5.000 máquinas tragamonedas que le generan 300 dólares cada una por día. Eso lo querían realizar por 15 años y que entregáramos todo. Todavía Macri no está cobrando el impuesto al juego y encima les hizo el contracarril para que entren en el hipódromo. Porque ese contracarril de Libertador tiene nombre y apellido: Cristóbal López. Se ponen de acuerdo en el 70% de las leyes, se ponen de acuerdo en el juego, se ponen de acuerdo en obras y sobreprecios con empresas que funcionan tanto en el ámbito nacional como en el local.

Ibarra está en desacuerdo con la composición del Consejo de la Magistratura (con mayoría oficialista), coincide con las retenciones, pero de inmediato aclara que "el Gobierno usó la 125 como una necesidad de caja".

"La renta petrolera, la renta financiera, la renta agraria, son los temas que hay que discutir en serio. No se está hablando de la crisis. Discutimos las nacionalizaciones de Venezuela y no discutimos que desde que empezó la crisis se perdieron cien mil puestos de trabajo en la Argentina", sostuvo.

Ibarra tiene sus simpatías políticas fuera de su distrito. "Hermes Binner puede convocar a la formación de un armado que entusiasme a muchísima gente", dice. Cuenta que en 2003 votó a Elisa Carrió, pero que ahora la encuentra "muy antiperonista". ¿Y entre Kirchner y De Narváez? "El primer Kirchner, lejos. De Narváez expresa a la derecha del peronismo".

Ibarra insistió en que hará una buena elección: esto significa, para él, lograr la banca nacional (se consigue con un 6%).

Según Michetti, el Estado porteño estaba devastado, con ñoquis.

Una anécdota atribuida a Alejandro Magno, dice: "A mí porque robo con mi pequeña barca me dicen pirata; a ti, que robas con tus grandes ejércitos, te dicen emperador". Me parece bien que se luche contra la corrupción, pero lo que encuentran son diez ñoquis por $ 1.200 y quieren pagarle 200 millones a una empresa de basura sin poder justificarlo.

¿Quién es el pirata?

Ese empleado... (por el ñoqui).

¿Macri es el emperador?

Macri es el emperador.

Comentá la nota