Macri inicia su campaña nacional en la tierra de Cobos

Irá al interior para instalar su candidatura presidencial, con la excusa institucional: en Mendoza firmará un convenio con el intendente Fayad, enfrentado con el vice
Mauricio Macri comenzará mañana a caminar el interior del país como parte del plan de construcción nacional con el que el PRO pretende lanzar su candidatura presidencial para el 2011. La provincia elegida para estrenar la agenda despierta suspicacias: el jefe de Gobierno porteño aterrizará en Mendoza, la tierra de Julio Cobos -su principal competidor en términos de imagen- para cerrar un convenio de cooperación con el intendente de la Capital, el radical Víctor Fayad. Curiosamente, enfrentado en la interna del centenario partido con el Vicepresidente.

La estrategia para desembarcar en el interior y comenzar su posicionamiento presidencial se hará en el marco institucional. Como Macri aún no blanqueará su postulación -por consejo de su asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, quien considera que no le va bien a los que se lanzan de manera tan anticipada- la excusa para avanzar en el diálogo con intendentes y gobernadores de otras fuerzas será la firma de diferentes convenios interdistritales. Se trata de la misma metodología empleada en sus viajes al exterior, que retomará el mes próximo: intercambiar experiencia con alcaldes de otras ciudades, con la firme intención de posicionarse en el escenario internacional.

En Mendoza existe un acuerdo histórico con el Partido Demócrata que integra el diputado mendocino Omar de Marchi, quien oficiará como anfitrión. Pero seguirán en la lista aquellas provincias donde el macrismo es casi inexistente. Un ejemplo es Córdoba, donde el titular de la comuna porteña llegará en los próximos días. También tiene agendado una visita a La Pampa para el primer fin de semana de noviembre.

El desembarco de Macri en el interior forma parte de una estrategia más amplia de armado nacional, diseñada por la Mesa Mauricio Presidente, y contempla la reorganización partidaria. A fin de año, habrá una lista única que llevará al jefe de gobierno como titular del PRO. Estará secundado por el actual presidente de la fuerza, José Torello, mientras que Gabriela Michetti será la jefa de la fuerza en la Capital.

En tanto, y como anticipó El Cronista en su edición del 18 de agosto, la mesa Mauricio Presidente trabaja si pausa. Ese grupo -integrado por Horacio Rodríguez Larreta, Marcos Peña, Torello, Nicolás Caputo, Esteban Bullrich, Jorge Macri, Diego Santilli, Cristian Ritondo y Federico Pinedo- tiene la misión de instalar en el país la sigla PRO, reforzar alianzas en el interior con partidos provinciales, reclutar jóvenes e iniciar contactos con los heridos por el kirchnerismo.

Cada uno hace su parte. Rodríguez Larreta y Ritondo se encargan de los contactos con dirigentes peronistas anti K, mientras que Santilli, actual vicepresidente primero de la Legislatura, es hoy el principal nexo con los gobernadores del PJ. En los últimos dos meses, visitó al mandatario de Chubut, Mario Das Neves, a su par de Salta, Juan Manuel Urtubey y al de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, "para ver si se puede hacer algo para más adelante", dice.

Las segundas líneas, en tanto, ya comenzaron a recorrer las provincias para tentar a la militancia joven. El fin se semana, el legislador Enzo Pagani, junto a los dirigentes Jorge Macri, Pablo Walter y el ex diplomático Diego Guelar, estuvieron en Entre Ríos, en un encuentro regional de jóvenes y dirigentes entrerrianos de la fuerza. Incluso, ya organizaron para fines de noviembre un encuentro nacional de la juventud en la Capital, que podría terminar en una suerte de operativo clamor por la candidatura de Macri.

Con todo, en el macrismo insisten en que el avance del proyecto presidencial de su jefe político dependerá además de un factor clave: poder mostrar en los próximos dos años una gestión porteña exitosa.

Comentá la nota