Macri no habla de candidatura pero ya trabaja la mesa ‘Mauricio Presidente’

 Macri no habla de candidatura pero ya trabaja la mesa ‘Mauricio Presidente’
El grupo buscará cerrar alianzas provinciales en el interior e iniciar contactos con heridos K y gobernadores del PJ. Macri hará foco en su gestión en seguridad y pobreza
Caía la tarde del 28 de junio en el búnker de Costa Salguero y, con los primeros datos oficiales que ya confirmaban la victoria de Unión PRO en la provincia y la Ciudad, los estrategas de comunicación del macrismo comenzaron a instalar el mensaje: "Mauricio dará un discurso de alcance nacional", decían a quien quisiera oír. Esa misma noche, Mauricio Macri lanzó su proyecto presidencial. Y pese a que por estos días el jefe de Gobierno porteño prefiere relativizar una eventual candidatura -sea para evitar cortocircuitos internos con sus socios del peronismo disidente o por estrategia de marketing electoral- la Mesa Mauricio Presidente 2011 ya trabaja lentamente pero sin pausa. Ese grupo de trabajo -que se reúne una vez por semana- está integrado por funcionarios porteños y autoridades partidarias. Allí conviven, por ahora, el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta; el secretario general Marcos Peña, el titular del PRO, José Torello; el peronista disidente Juan José Álvarez, y el flamante diputado electo Jorge Triaca (hijo del ex ministro de Trabajo de Carlos Menem). Su misión es comenzar la construcción nacional. Esto es, instalar en el país la sigla PRO, reforzar alianzas en el interior con partidos provinciales -en especial en Córdoba y Santa Fe, donde el macrismo no existe- e iniciar contactos con gobernadores del PJ e intendentes heridos por el kirchnerismo.

En el macrismo están convencidos de que el avance del proyecto presidencial de su jefe político dependerá, básicamente, de dos factores. Poder mostrar en los próximos dos años una gestión porteña exitosa, y contar con la estructura -o parte de ella- del peronismo. "El PJ armará con el que esté mejor posicionado en las encuestas", dicen en esa mesa cuando se les recuerda que Macri no está afiliado al partido. Será crucial, agregan, la definición del senador Carlos Reutemann, quien podría recién tomar una decisión sobre su eventual candidatura presidencial a fin de año. Habrá que ver -insisten- cómo evoluciona la interna peronista, hoy en plena ebullición.

En ese sentido, no habrá por ahora pronunciamientos del líder de PRO. La intención de esa mesa es no involucrarlo públicamente en el armado nacional y mostrarlo concentrado en la gestión porteña.

Macri profundizará dos ejes de gestión: brindar a partir de octubre mayor seguridad con la Policía Metropolitana y lanzar un plan de trabajo social contra la pobreza, que elabora la ministra de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal.

Sabe que los planes de megaobra con los que soñó al inicio de su gestión dependerá de que se consigan fondos frescos, tanto de inversores privados como de créditos en el exterior. E irá a lo seguro. También retomará sus viajes al exterior, con la excusa de intercambiar experiencias con alcaldes de otras ciudades, pero que lo posicionarán en el escenario internacional.

Comentá la nota