Macri gastó poco en las áreas sociales y mucho en publicidad

A pesar de la crisis, la administración porteña muestra una clara subejecución presupuestaria en áreas sensibles como Vivienda y Economía Social, en las que se instrumentó menos del 20 por ciento de lo previsto. Como contrapartida, rubros como publicidad y obras de mantenimiento vial exhiben erogaciones entre el 60 y el 78 por ciento.
Pese a que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, afirmó recientemente que las políticas sociales y de seguridad son "prioritarias" para su gestión, los números indican lo contrario. De hecho, en los primeros seis meses de este año la gestión de PRO ejecutó sólo un 36 por ciento del presupuesto asignado para Desarrollo Social, y un 30 por ciento del asignado a Justicia y Seguridad, según consta en el informe de ejecución presupuestaria al primer semestre de este año. Incluso hay rubros críticos, como Vivienda y Economía Social, en los que la ejecución no superó el 20 por ciento (ver infografía).

Por el contrario, en Publicidad y Propaganda Macri gastó más del 60 por ciento del presupuesto –$ 43 millones de una partida total de $ 71 millones–, y en mantenimiento de la vía pública, ejecutó más del 78 por ciento del presupuesto asignado al área.

"Macri le quitó 33 millones al programa Ciudadanía Porteña –una tarjeta de ayuda social, bancarizada– y destinó ese dinero a los comedores, donde actúan los punteros políticos de PRO", disparó el legislador de la Coalición Cívica Facundo Di Filippo. Y agregó: "Macri cuestiona la discrecionalidad del Gobierno nacional en el manejo del presupuesto, y en la Ciudad actúa del mismo modo, negando información sobre la reasignación de partidas".

Pese a que en los últimos tres años se duplicó la cantidad de personas sin techo en la Capital (ver página 6), el presupuesto del Instituto de la Vivienda –que ya había sido recortado de $ 519 millones a $ 498 millones– se ejecutó en el primer semestre sólo en un 18%. En este sentido, desde el despacho del diputado Alvaro González, que preside la comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña, adujeron que el Gobierno nacional "no transfirió" a la Ciudad el dinero del Fonavi y del Fondo Federal de la Vivienda, deuda que ascendería a $ 90 millones.

Una recaudación para este año que fue menor a la esperada, y el contexto de crisis económica (al cual se le sumó la epidemia de gripe H1N1, que frenó el consumo) son las principales causas del ahogo financiero que obligó a Macri a demorar algunas obras por falta de pago a proveedores, descartar la ampliación de la red de subtes (su principal promesa de campaña) y proyectar un presupuesto menor para obras para 2010.

En el programa (que depende de Desarrollo Social) Atención de la Niñez y Adolescencia en Situacion de Vulnerabilidad se ejecutó el 32%; en la Dirección General de Economía Social, programa de ayuda a las cooperativas y microemprendimientos, la ejecución apenas superó el 14%; y en lo que hace al programa de Atención Inmediata –que socorre a la gente en situación de calle–, la ejecución fue del 30%, cuando la ejecución debería haber rondado el 50 por ciento.

La ministra de Desarrollo Social porteña, María Eugenia Vidal, argumentó que "históricamente siempre se ejecutó más rápido en el segundo semestre", y agregó que hoy la distribución de partidas está dentro de los cánones normales. "Muchos son programas nuevos, que comenzaron a implementarse en marzo, por eso puede ser que no se hayan ejecutado", afirmó Vidal. "A fin de año vamos a estar en 90 por ciento de ejecución", prometió la funcionaria .

Desde el Gobierno porteño afirmaron que pudo haber problemas puntuales en algunos programas, pero destacaron que la ejecución presupuestaria total en el primer semestre fue de 49 por ciento.

También argumentaron que el gasto devengado (lo que en efecto se ejecutó) no es un parámetro para dar cuenta de la inversión en cada área, y que el número real es el presupuesto comprometido final, o sea lo que el Gobierno se comprometió a pagar y no pagó porque aún no se le prestó el servicio. Sin embargo, PERFIL publicó en ediciones anteriores la lista de obras demoradas por falta de pago a proveedores.

Comentá la nota