"Macri le ganará a Kirchner en 2011, pero falta"

El ecuatoriano Jaime Durán Barba, principal asesor del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, e ideólogo del triunfo de Francisco de Narváez en la Provincia de Buenos Aires, dialogó el viernes con PERFIL, ocasión en la que cuestionó la campaña de Gabriela Michetti, dijo que Macri puede ganarle a Néstor Kirchner en 2011, y dio un adelanto de su nuevo libro, en el que desarticula la "psicología" de los Kirchner y los compara con los toros de lidia.
—¿Cómo hicieron para ganarle a Kirchner?

—Teníamos un estudio que indicaba que el 60% de la población odiaba a Kirchner, básicamente porque vivía atacando a los demás. Lo que hicimos fue construir una imagen alternativa a otra fuertemente rechazada: la de Kirchner, que nos ayudó mucho cuando salió a vincular a Francisco (de Narváez) con el tráfico de efedrina.

—¿Influyó en el triunfo de De Narváez el personaje de "ShowMatch"?

—Sí, pero esa imagen contracultural, joven, casi de estrella de rock que tenía el personaje de ShowMatch ya estaba en la construcción que nosotros habíamos hecho; los medios se subieron a esa imagen.

—¿Cuál fue el peor error de De Narváez en la campaña?

—Uno que casi nos hunde: cuando declaró que quería presidir el PJ. Si ese mismo día Kirchner hacía una conferencia de prensa y decía: "qué bien, compañero De Narvaez, venga a unirse al peronismo, lo esperamos en la Quinta de Olivos, para charlar entre hermanos", ahí estábamos perdidos, porque la gente nos iba a emparentar con él, y nosotros queríamos diferenciarnos.

—¿A qué atribuye la regular elección de PRO en la Capital?

—A que la imagen de Michetti se parecía más a Morticia Addams que a la imagen joven, simpática y contracultural de Francisco. La campaña de PRO en la Capital no dejó ninguna oferta, y cuando eso ocurre, es porque está mal construida. La encuesta post electoral que hicimos arrojó que el 95% de los porteños no conocía nuestras propuestas.

—¿Macri le puede ganar a Kirchner en 2011?

—Sí, y le vamos a ganar; pero falta mucho. El que se lanza muy temprano siempre termina perdiendo. Llegado el momento vamos a ver las encuestas, y analizaremos si Macri tiene posibilidades de ganar la elección presidencial. Si no es él, será otro.

—¿Se le puede ganar a Kirchner sin el apoyo del peronismo?

—La victoria de Francisco es un ejemplo de ello. Hoy la gente no vota partidos ni ideologías, sino imágenes que transmiten sentimientos. Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Tucumán y Capital Federal representan el 80 por ciento del electorado. Ahí vamos a apuntar.

—¿La gestión de Macri puede complicar sus aspiraciones presidenciales para 2011?

—La gestión siempre es un peligro, y una fuente de popularidad. Hasta aquí las cosas marchan aceptablemente bien para Macri. Una encuesta de esta semana sostiene que su gestión tiene un 60 por ciento de aprobación.

Comentá la nota