Macri con doble apuesta, Massa "colector" y CFK en unidad: así juegan en Neuquén

Macri con doble apuesta, Massa

La Rosada banca la campaña del intendente radical "Pechi" Quiroga, pero no ven con malos ojos la continuidad del MPN. Lo mismo el peronismo federal, que busca tentar a Gutiérrez. El PJ, todo junto.

Todo el arco político quiere que su sector gane en Neuquén, la provincia de Vaca Muerta. Esa formación natural, que el presidente Mauricio Macri utiliza como ejemplo de recuperación en política energética, es el tesoro más preciado del Movimiento Popular Neuquino (MPN), la familia Sapag y el gobernador Omar Gutiérrez. El kirchnerismo y Cambiemos, también pretenden quedarse con la joya que atrae a empresarios del mundo.

Macri, por este tema, le abrió las puertas de Cumelén a Gutiérrez. Hablaron de inversiones, sobre proyectos de minería y acordaron una reunión con el flamante secretario de Energía, Gustavo Lopetegui. El principal reclamo del patagónico fue el subsidio a la producción del shale gas, tal lo ratificó el mandatario al matutino provincial La Mañana. Más allá de los planteos, Gutiérrez se llevó una imagen con el Presidente y engrosó la teoría dialoguista del MPN “en defensa” de los intereses neuquinos.

Previo a este encuentro, desde Villa La Angostura, Macri respaldó al intendentecapitalino Horacio Quiroga. Pechi, que se adueñó de Cambiemos y colocó en la cabeza de lista a una pariente de los Sapag, cree que este es el año de dar el salto. Junto al diputado David Schlereth -que se impuso en 2017- recorrerá cada rincón de la provincia e intentará hacerle frente al aparato consolidado del MPN, que cada cuatro años, desde hace más de 50 años, pone a prueba su maquinaria electoral. Este miércoles, cuando se inicie formalmente la campaña, se fotografiará en el country con su referente nacional.

El espanto de un batacazo K genera que otro período emepeísta sea analizado como el mal menor desde la Casa Rosada. Sobre todo, plantearon a este medio fuentes del gobierno nacional, por la relación siempre oficialista del partido que gobierna Neuquén desde hace más de medio siglo. Eso lo entendió Sergio Massa, que ya había obtenido respaldo de un peso pesado, en 2015, como el senador Guillermo Pereyra, y que ahora habilitó a uno de sus delfines a competir para aportar votos a la fórmula del MPN.

El diputado Carlos “Chino” Sánchez, socio estratégico en la Legislatura provincial, es un crítico confeso del kirchnerismo. Aunque se reconoce amigo de Darío Martínez, vice en la fórmula peronista/kirchnerista que lidera Ramón Rioseco, no comulga con Oscar Parrilli, La Cámpora y la tropa a la que considera "fanática" de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Con Unidad Popular buscará retener la banca y aportarle votos a Gutiérrez, con otras tres listas colectoras similares.

Sumergido en IGUALES, la fuerza que lleva al radical Alejandro Vidal como candidato a gobernador, Gabriel “Tom” Romero, otro legislador massista, le dará su experiencia a un espacio sustentado en quienes trataron de imponerse en la interna de la alianza nacional en 2017, bajo la denominación Cambiemos por Vos. "¿Se imaginan al kirchnerismo manejando Vaca Muerta? Ya no habrá bolsos, se la van a llevar en vagones", disparó por las redes al pedir respaldo al nuevo frente.

K. Cristina, desde el Instituto Patria, reclamó que se cierre la grieta en el peronismo. Por intermedio de Parrilli, que se había puesto la campaña al hombro, consiguió cerrar la fórmula. Igual, relegó a La Cámpora y coló a militantes de su entorno como el periodista Sergio Fernández Novoa, editor de un portal emergente y reconocido en el mundo político de esta provincia del sur.

Esta elección será la oportunidad para sacarse la espina a Rioseco. Hace cuatro años, Parrilli también lo había seducido para encabezar la fórmula el kirchnerismo, pero Daniel Scioli respaldó a Gutiérrez y le prometió a Jorge Sapagun lugar en su gabinete. El ascenso de Macri barrió con ese proyecto y el cráneo del partido que surgió con la proscripción del justicialismo se recluyó en su casa de San Martín de Los Andes.    

Los gobernadores que integran Alternativa Argentina, en el peronismo federal, también quisieron hacer pie en Neuquén. Durante una gira que integró a Alberto Weretilneck, conductor del partido Juntos Somos Río Negro, Juan Manuel Urtubey visitó la Casa de Gobierno neuquina y reconoció que “sería muy bueno contar con el MPN” en el justicialismo de centro. Con la firma de convenios, Urtubey se llevó la foto a Salta e invitó a Gutiérrez a las charlas que asisten Mariano Arcioni (Chubut), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Juan Schiaretti (Córdoba) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego), entre otros. 

Coment� la nota