Macri denunció un boicot del Gobierno

Culpó al kirchnerismo y a la Policía Federal de impedir la creación de la fuerza de seguridad local; quejas contra el juez Oyarbide
En medio de la maraña de acusaciones cruzadas por la participación del ex policía de la Federal Ciro James -también empleado del Ministerio de Educación porteño- en tareas de espionaje, la administración macrista arremetió ayer contra "el gobierno nacional y la Policía Federal por boicotear, de forma permanente, el lanzamiento de la Policía Metropolitana".

Así lo denunció ayer el jefe del gobierno local, Mauricio Macri, durante una rueda de prensa con parte de su gabinete, en la que intentó explicar la vinculación de su administración con James, detenido por orden del juez Norberto Oyarbide.

Las palabras de Macri resultaron ayer un nuevo y abierto contraataque a las acusaciones del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien horas antes lo había responsabilizado por la actuación del ex agente de la Federal, sindicado como espía, a quien le atribuyó "cien llamadas telefónicas con Jorge Palacios" y otras tantas con Osvaldo Chamorro", ex jefe y actual conductor, respectivamente, de la Policía Metropolitana. También lo había intimado a que explicara a la opinión pública "a quien estaban escuchando y qué pretendían sacar con eso", con relación a las escuchas telefónicas de las que fue víctima Sergio Burstein, representante de familiares de víctimas del atentado contra la AMIA y cuyo número telefónico había sido aportado por James.

Además, por intermedio de su ministro de Seguridad, el ex juez federal Guillermo Montenegro, Macri hizo saber que hoy denunciará penalmente a la Policía Federal por presuntas tareas de espionaje a miembros de la Policía Metropolitana. "Desde un patrullero se fotografía al personal" de la futura fuerza, afirmó Montenegro.

Macri también cuestionó la investigación que lleva adelante el juez federal Norberto Oyarbide, que calificó de "inentendible".

El jefe de gobierno porteño negó conocer a James y que éste hubiera sido empleado de Boca Juniors, como había afirmado la legisladora opositora Gabriela Cerruti.

"En el caso del espía James está confirmado que desde el 98 trabaja en la Policía Federal y que hace un año y medio ingresó en el gobierno de la ciudad para colaborar con el Ministerio de Educación", dijo Macri al explicar que, en el momento de ser contratado "no se pudo detectar la incompatibilidad de que trabajaba para esa fuerza, ya que tiene una caja de jubilación separada".

Comentá la nota