Macri defendió extender el scoring a más infracciones

Dijo que el mal estacionamiento es uno de los problemas porteños "más graves"
Mientras el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, consideró que se debe "estudiar de qué manera incluir en el scoring el mal estacionamiento", que es, según dijo, "uno de los grandes problemas en la ciudad", el bloque kirchnerista presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo para conocer cómo está funcionando hoy este sistema y qué sucede con la licitación vencida del acarreo de vehículos mal estacionados.

La frase del jefe local es una clara defensa de la iniciativa que impulsa el macrismo en la Legislatura porteña para ampliar el scoring y así castigar con una quita de puntos otras infracciones no vinculadas con la seguridad vial, como el mal estacionamiento, la falta de comprobante que acredite el seguro del automóvil y la adulteración de la patente, como anticipó ayer LA NACION.

La oposición volvió a criticar este proyecto porque considera que castigar el mal estacionamiento va en contra del espíritu del scoring , que es lograr disminuir los accidentes.

"Para que las calles de la ciudad se utilicen como corresponde es necesario que la gente no estacione mal. Y el problema es que todos los días tenemos más de 8000 automóviles estacionando en infracción", dijo el mandatario porteño a LA NACION.

Si bien Macri aseguró que la ciudad "está haciendo más multas desde que se incorporó a los agentes de tránsito y se duplicaron la cantidad de grúas", reconoció que no dan abasto ante la gran cantidad de infracciones que se cometen. "Con el mal estacionamiento perdemos un tercio de la capacidad de circulación en el micro y el macrocentro", dijo el jefe de gobierno.

El proyecto, presentado el viernes pasado en la Legislatura porteña por el presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte, Daniel Amoroso, tiene por objetivo castigar con la quita de dos puntos el estacionamiento indebido en toda la ciudad. Esta pena subirá a cuatro puntos cuando el vehículo que esté en infracción obstruya una rampa para discapacitados o estacione en lugares debidamente establecidos para uso exclusivo de personas con necesidades especiales.

La ley establece, además, la quita de cuatro puntos para el conductor que no tenga el comprobante del seguro vigente, mientras que se le descontarán 5 puntos a quien adultere o modifique las chapas patentes o bien utilice una patente de otro vehículo.

Críticas opositoras

Ayer, la oposición volvió a cargar contra el proyecto oficialista, por considerar que atenta contra el espíritu de la ley. "Antes de hacer estas modificaciones tendríamos que mejorar la infraestructura del estacionamiento en la ciudad, que es muy mala. El scoring no cumplió los seis meses de vigencia y el macrismo ya está queriendo introducir cambios inadecuados. Hay una vocación de control enorme y una persecución al automovilista", dijo a LA NACION el diputado Sergio Abrevaya, de la Coalición Cívica.

El jefe del bloque kirchnerista, Diego Kravetz, señaló que presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo para conocer "cómo se está implementando el scoring en la ciudad y qué sucede con las grúas que llevan adelante el acarreo de los autos mal estacionados, cuya licitación está vencida".

Kravetz considera que con la ampliación del scoring " se esconde un fin recaudatorio, que también puede tener que ver con ampliar la zona de parquímetros en la ciudad y el radio de acarreo de vehículos mal estacionados". El kirchnerista Pablo Failde también apoyó la idea de que Macri quiere ampliar el scoring con el fin de incrementar los ingresos.

En el oficialismo rechazaron estas acusaciones. El diputado Amoroso dijo que "en absoluto se habla de dinero con esta medida ni tiene fines recaudatorios. Sólo se agrega quita de puntos a las multas que ya se cobran, como en el caso de mal estacionamiento".

Amoroso consideró que "reordenar el tránsito implica poner límites y castigar a los que no cumplen las reglas. Los buenos conductores no tienen motivos para sentirse afectados".

El legislador macrista explicó que para elaborar el proyecto utilizaron "sentido común", y agregó: "A todos nos molesta ver las chapas adulteradas o vehículos que tapan los accesos para discapacitados, y mucho más suponer que alguien sale a la calle sin seguro contra terceros".

En tanto, Omar Zárate, asesor de entidades que defienden los derechos de las personas con discapacidad, dijo que "las modificaciones en el scoring son muy oportunas, porque de esa manera se logrará cambiar los malos hábitos de la gente".

Comentá la nota