Macri cree que le sacó ventaja al FR y apuesta a sumar a la UCR

Macri cree que le sacó ventaja al FR y apuesta a sumar a la UCR

Desde Pro confían en que el acuerdo con Carrió le otorgó un plus por sobre Massa; intentarán cerrar acuerdos en el Norte

La confianza en Pro aumentó en el último mes al ritmo de las alianzas. Desde su entorno, sus armadores mueven fichas para elegir la opción más propicia para competir en cada territorio. A partir de la apuesta a la fórmula propia, el acuerdo con Elisa Carrió y los frentes con candidatos de otros espacios, especialmente de la UCR, el partido que lidera Mauricio Macri cree que ganó terreno al Frente Renovador y lo dejó bien parado para enfrentar los primeros retos en el calendario electoral. "Pro ganó espacio porque Mauricio viene mejor que Massa en todo el país", afirmaron a LA NACION desde el entorno del jefe de gobierno.

Aunque buscan seguir sumando alianzas, la idea es "ordenar el aluvión" para que no termine siendo contraproducente. "Como sucedió con Massa", expresó un alto funcionario de Pro a LA NACION.

En el centro del país el espacio que lidera el jefe de gobierno porteño se muestra sólido y con una estrategia firme: apostar a los acuerdos políticos sellados y a la dificultad de Massa para insertarse en este territorio. "Lo que está claro en esta zona, a partir de los acuerdos políticos que venimos trabajando con dirigentes de peso, es que han hecho imposible el ingreso a Sergio Massa", manifestó un funcionario cercano a Macri.

Ya tienen las fórmulas aseguradas en Neuquén (con el intendente radical de la capital provincial, Horacio "Pechi" Quiroga) y en Santa Fe, donde luego de la presentación de la dupla Miguel Del Sel-Jorge Boasso, dirigentes del Gen en esa provincia elogiaron al macrismo. En el cierre de listas, apareció bajo las filas del ex Midachi un nombre que genera expectativas. Se trata de Federico Reutemann, sobrino de "Lole".

Mientras en Buenos Aires apuestan a los candidatos propios con cuatro aspirantes en la lucha por suceder a Macri -Gabriela Michetti, Horacio Rodríguez Larreta, Christian Ritondo y Diego Santilli-, en Mendoza firmaron su apoyo al frente opositor que encabeza Alfredo Cornejo y negocian listas con Omar De Marchi. En San Luis buscan consolidar un acuerdo con el diputado provincial Bartolomé Abdala, hasta hace poco parte del bloque del PJ, y en San Juan irían con Eduardo Cáceres.

Una gran incógnita se presenta en La Pampa, donde desde Pro reconocen que de no conseguir un frente conjunto entre Carlos Mac Allister y el principal candidato de la UCR Fancisco Torroba, hay pocas chances de derrotar al PJ.

En la provincia de Buenos Aires reconocen las dificultades, pero afirman que "hay más confianza que nunca" en el crecimiento de la figura de su líder en el distrito que aporta casi el 40 por ciento de los votos a nivel nacional. "Estamos hablando de una provincia muy identificada con el destino de la Nación, y la figura de Macri, que aparece primero en las encuestas, lo que hace es traccionar y ayudar la generación de un nuevo espacio político", sostuvo un alto funcionario macrista. Con María Eugenia Vidal y Jorge Macri como candidatos naturales, podrían sumarse dirigentes como Gustavo Posse.

El crecimiento de las alianzas con la UCR genera expectativas en ambos lados. "Ahora nos estamos moviendo mucho por conveniencia, esperemos que esa conveniencia se transforme en convicción", le manifestó un dirigente radical importante de la provincia de Buenos Aires a Emilio Monzó, según contó el ministro porteño a LA NACION. Esta semana el jefe de gobierno viajará al norte del país con la doble misión de lanzar la "tropa propia" y seguir sumando frentes. Entre el jueves y el sábado visitará Tucumán y Salta.

DIFERENCIAS

La situación en esas dos provincias es diferente. En Tucumán el jefe de gobierno lanzará su candidato propio. Se trata del presidente del espacio en la provincia, José Manuel Avellaneda. Sin embargo, las charlas con el candidato a gobernador, el radical José Cano, continúan y, según contaron desde Pro, están cada vez más cerca de un acuerdo. "Si dos meses atrás estaban a 100 metros, hoy están a 40", confiaron a LA NACION desde el macrismo. La presentación de Avellaneda busca meter presión al radical para definir su alianza.

En Salta, en cambio, la situación es más incierta. Luego de que Juan Collado bajara su candidatura a gobernador, Pro quedó huérfano en ese territorio. Macri aprovechará la visita para lanzar a Guillermo Durand Cornejo como intendente capitalino. En el macrismo negaron cualquier apoyo a la fórmula del tigrense que postula a Olmedo, como trascendió en algunos medios la semana pasada, y lo calificaron como una "opereta" de Massa.

En el resto de las provincias norteñas se consolidan los frentes con radicales. En Chaco irán con Ayda Ayala; en Formosa conversan con Ricardo Buryaile; en Corrientes, con Ricardo Colombi, y en La Rioja jugarían con Julio Martínez. Mientras que en Misiones aspiran a una fórmula conjunta entre Alfredo Schiavoni y Gustavo González, y en Catamarca apuntan a unirse con el Frente Cívico, a partir de la muy buena relación con el senador nacional Oscar Castillo y el ex gobernador Eduardo Brizuela del Moral.En Entre Ríos van camino a sellar la fórmula entre el senador nacional Alfredo De Angeli y el ex diputado nacional Atilio Benedetti. En Jujuy, por ahora apuestan a la fórmula propia, que podría encabezar el médico ginecólogo Jorge Gronda. Y, aunque las posibilidades son remotas, no abandonan las conversaciones con Gerardo Morales. aliado de Massa.

La Patagonia es la partida más difícil para Pro. Mientras en Chubut apuestan a lograr un frente con el senador radical Mario Cimadevilla y en Santa Cruz confirman su apoyo a Eduardo Costa, en Río Negro no tienen candidato.En Tierra del Fuego "lamentan" la alianza de Federico Sciurano con el FR..

Coment� la nota