Macri fue a la Corte por el polémico casamiento gay

Un fallo de la Ciudad autorizó la boda, pero otros dos -uno de Cámara-, la frenaron.
El gobierno de la Ciudad, a través de la Procuraduría General, hizo ayer su presentación ante la Corte Suprema de Justicia en la que pide al máximo tribunal que resuelva "el conflicto de competencias" judiciales que se suscitó a raíz de los recientes fallos vinculados al casamiento entre dos personas del mismo sexo. El martes, Axel Freire y José María Di Bello finalmente no pudieron casarse como tenían previsto.

El procurador general de la Ciudad, Pablo Tonelli, dijo a Clarín que "la presentación se hizo esta mañana -por ayer-, pero lo más probable es que no haya una resolución antes de fin de año". El gobierno de Macri pide que la Corte señale cuál es el fuero al que debe obedecer: si al Contencioso Administrativo de la Ciudad, que ordenó al Registro Civil que casara a los novios, o al nacional en lo Civil, en el que ya hubo dos fallos en contrario, uno de primera instancia y otro de la Cámara.

El primer fallo es de la jueza Gabriela Seijas. Los otros dos, de la jueza Martha Gómez Alsina y de la Sala E de la Cámara Nacional en lo Civil, que revocó un fallo de primera instancia que no había anulado la boda.

Tonelli diferenció el pedido de la Ciudad de otra causa que analiza la Corte, en la que se reclama la declaración de inconstitucionalidad de los artículos 172 y 188 del Código Civil, y que involucra a la pareja de María Rachid (presidenta de la Fedración Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans) y Claudia Castro. Estos artículos del Código hablan de la unión entre "hombre y mujer", o de "marido y mujer".

Lo que no está claro es si la Corte resolverá primero la forma o el fondo. Es decir: la cuestión de competencias judiciales o el reclamo de inconstitucionalidad. Incluso, como informó ayer este diario, existe la posibilidad de que directamente decida dejar el tema en manos del Congreso, para una eventual reforma del Código. Por eso, se estima que para que haya una resolución sobre el tema todavía pueden pasar varios meses.

Sin embargo, los novios son más optimitas con respecto a los tiempos. "No tengo la menor duda de que nos vamos a casar antes de que termine el año o a principios del año que viene", expresó ayer Alex Freyre. Y agregó: "Tenemos una sentencia firme. Es cosa juzgada. Es un derecho, porque la sentencia de una jueza -Seijas- es ley". Finalmente, advirtió: "Ya salimos del placard, pero todavía hay muchos que tienen que salir de las cavernas".

Comentá la nota