Macri, más cerca de apoyar la candidatura de De Narváez

Macri, más cerca de apoyar la candidatura de De Narváez
Lo prefiere por encima de Solá, actual aliado pero futuro rival de cara a 2011.
La disputa entre Francisco de Narváez y Felipe Solá por encabezar la lista del peronismo disidente en la Provincia comienza a inclinarse a favor del ex candidato a gobernador y actual diputado de Unión Celeste y Blanco. El que empieza a torcer el fiel en la balanza es el tercer actor de la entente opositora, Mauricio Macri.

Según pudo saber Clarín, en los últimos días el jefe de Gobierno porteño confesó a al menos un empresario y una figura de la política nacional que se estaría inclinando hoy por el ex dueño de Casa Tía, con el que ya estuvo aliado en las elecciones de 2007.

Macri hace hincapié en un argumento que considera irrefutable: "Si Francisco mide más que Felipe en todas las encuestas, no hay nada más que discutir", le dijo la semana pasada a un viejo amigo del mundo de los negocios.

Con el argumento de los fríos números, el jefe de Gobierno evita mencionar otras razones que lo inclinan hacia el "Colorado". Una es la inevitable afinidad personal con otro empresario volcado a la política con el que comparte un perfil parecido.

Pero quizá tenga más peso para Macri que un Solá cabeza de lista y triunfante en la Provincia se convertiría en un fortísimo rival por la candidatura presidencial en 2011. Con De Narváez no ocurre lo mismo, ya que aspira a la gobernación y su nacionalidad colombiana le impide soñar con la Casa Rosada.

El propio Solá parece ir preparando el terreno para bajarse de una candidatura a la que nunca terminó de subirse y aceptar la oferta de presidir un fortalecido bloque opositor después de las elecciones de junio. Ayer mismo, en declaraciones radiales, admitió que "la mayoría de las encuestas le dan ventaja a Francisco". Y, por si fuera poco, agregó que su socio y rival "tiene una campaña que puede llegar a todos. Y ni Margarita (Stolbizer) ni yo tenemos una campaña que puede llegar a todos".

Los allegados a Solá admiten que es difícil competir con el despliegue publicitario de De Narváez. Pero insisten en que el ex gobernador no se bajó de la pelea por el primer lugar en la lista y creen que puede ser mucho más efectivo en atraer los votos peronistas y del "kirchnerismo desencantado". Por las dudas, aseguran que se mantendrá en el proyecto conjunto, cualquiera sea la decisión final.

Dos fuentes muy cercanas a Macri trataron ayer de mantener las formas y juraron que "Mauricio no se ha inclinado aún por ninguno". Eso sí, admitieron que si el jueves se aprueba en el Senado el adelantamiento de las elecciones, la decisión podría llegar este mismo fin de semana.

Comentá la nota